Inicio / Emprendedores / Erminso Vargas, Electricista caqueteño especialista en Redes de Alta Tensión

Erminso Vargas, Electricista caqueteño especialista en Redes de Alta Tensión

Erminso Vargas, más conocido como ‘Chepe’ nos cuenta su historia que entre riesgos se desenvuelve.


Por: Tatiana Bahamón
Fotografías: Cortesía Erminso Vargas

Erminso Vargas Bermeo, es un caqueteño de nacimiento y huilense de corazón, pues a la edad de 6 años, él junto a su familia José Hilario Vargas y Miladis Bermeo, sus padres y sus cuatro hermanos se desplazaron hacia las tierras huilenses. Su infancia y gran parte de su juventud residió en Acevedo, un municipio situado al Sur Oriente del departamento del Huila, recordado por los turistas por sus paisajes, sitios turísticos y por la hospitalidad de su gente.

El ajetreo de la vida llevó a Erminso hasta Maito – Tarqui, un pueblo aledaño al municipio que lo vio crecer donde inició su trayecto en el sector eléctrico gracias a un curso de Redes Internas brindado por el SENA, en el cual recibió el título de Técnico Electricista brindándole una oportunidad de salir adelante y explorar nuevos conocimientos. Al finalizar su etapa de aprendizaje, pasaron unos cuantos días y el periodo de poner a prueba lo aprendido no se hizo esperar, pues lo contactaron para utilizar su servicio como ayudante en el que su conocimiento empírico fue resaltado.

“Un primo que era capataz en alta tensión me llevó a trabajar y fue ahí cuando aprendí del sistema de alta tensión eléctrica y seguí trabajando en ello” comenta Erminso

Hombre de riesgos

Erminso, es uno de tantos hombres arriesgados que trabajan en el sector eléctrico, ya son 6 años los que lleva trabajando con líneas de alta tensión manejando alturas donde la más mínima es de 25m hasta 100 o 200m en torres de 500 kV, 230kV y de 115kV lo que resulta una labor sumamente riesgosa para su vida, “trabajar con electricidad en alturas es sumamente riesgoso, donde el más mínimo error puede costar la vida” comenta.

Este especialista en alturas y en electricidad de redes de alta tensión, admite que uno de sus gustos es montar subestaciones eléctricas, actividad que requiere de mucha cautela y un buen trabajo en equipo “lo que hacemos nosotros es trabajar en conjunto para hacer los amarres, las suspensiones y montar los transformadores de alta tensión y demás equipos que se montan en lo alto evitando cometer errores”. Cuenta Erminso.

“Para trabajar en la alta tensión se debe aprender compartiendo conocimientos con expertos y ganando poco a poco experiencia”.

La prevención salva vidas

A sus 36 años, su trabajo lo ha llevado a ser coordinador de proyectos en los cuales vela por la seguridad de su personal; es por ello que siempre lleva consigo un equipo de rescate para posibles emergencias y no duda en recomendar la utilización adecuada de los elementos propicios para trabajar en alturas tales como los arneses, los doble ganchos, la línea de sujeción o estrobo y la verificación de que todos los anclajes estén seguros para prevenir posibles accidentes.

“El trabajo de un electricista es supremamente riesgoso, hay que tener precaución y utilizar correctamente los EPP”.

Para Erminso, ser técnico electricista lo llena de orgullo y la pasión se le nota al hablar. Su gran trabajo en el sector, lo han hecho partícipe de grandes proyectos a nivel nacional e internacional, en Chile estuvo 4 meses en un proyecto de la compañía Eléctricas de Medellín en el cual se montó una línea 230 con 480 torres que alimentaban a medio departamento. También ha hecho parte de proyectos de ISA Intercolombia y ha montado líneas eléctricas de alta tensión en el desierto de Atacama, en la ciudad de Medellín, Sabanalarga – Atlántico, Casanare y subestaciones eléctricas en Córdoba, Ipiales , Santa Marta, Cartagena, Barranquilla, Medellín, entre otras.

Para Erminso, ser técnico electricista y liniero de redes de alta tensión es más que un título, pues él asegura que requiere de práctica y constante capacitación.

Familia es familia

‘Chepe’, como su familia y amigos cercanos le llaman, continúa viviendo en Maito – Tarqui junto a Marile Ramos Bermeo a quien conoció y conquistó después de prestar su servicio militar en la Marina tal como él lo comenta entre risas. Hoy por hoy es su esposa con quien tiene dos pequeñas niñas, Ariana y Cielo que son su adoración y Martín José a quien esperan con ansías.

La recomendación de ‘Chepe’

“En esta profesión se vive bajo el riesgo de muerte, cualquier error es mortal; es por eso que hay que utilizar todos los implementos de seguridad EPP, estar atento a cada detalle, aprender de expertos y no ser confiado, pues a varios compañeros míos el exceso de confianza les causó la muerte”.

‘Chepe’, hace poco culminó un proyecto de dos subestaciones eléctricas, se encuentra a la espera de posibles proyectos para realizar en el exterior y comenta que su anhelo es seguir capacitándose para hacer de su labor, una mejor versión.

Te puede interesar

Claves para cotizar trabajos en construcción liviana

Por: Sebastian Aguirre Fotografías: Freepik.com Mientras más específica sea la propuesta, más claro será el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *