fbpx
Impermeabilizacion-y-mantos-asfalticos-deteriorados

Impermeabilización y mantos asfálticos deteriorados 

En la construcción, es frecuente encontrar predios que cuentan con sistemas de impermeabilización con mantos asfálticos, y en muchas ocasiones, los clientes requieren reparaciones impecables y rápidas en caso de filtraciones o daños en la membrana. Sin embargo, diversas causas como la mala calidad del producto, una mala instalación, el paso del tiempo o ciertos tipos de contacto pueden hacer que surja la necesidad de reparar una instalación antigua. Por esta razón, en este artículo, presentamos algunas claves esenciales para reparar y dar mantenimiento a los mantos asfálticos, evitando su deterioro y prolongando su vida útil. 

Reconocimiento del estado de los mantos 


Antes de reparar el manto asfáltico, debemos hacer la visita de inspección para conocer el estado del mismo y algunas implicaciones sobre nuestra cotización. Recordemos que puede haber filtraciones en la membrana asfáltica que requieran tratamientos más complejos y especiales. 

Cómo reparar el manto asfáltico 


Partamos de la idea que lo mejor para el cliente será retirar todo el manto y realizar un proceso con la tecnología de los nuevos productos disponibles en el mercado, sobre los cuales podemos dar con toda confianza una buena garantía. 

  •  Limpie bien la superficie: Una buena limpieza nos puede relevar aún más información del trabajo a realizar, además será mucho más fácil trabajar sobre la superficie y mitigar errores. Lo más recomendado es lavar a presión toda la superficie
  •  Retirar el manto asfáltico: Identifiquemos muy bien las partes que presenten desprendimientos, retiremos la totalidad y realicemos una limpieza profunda de la superficie sobre la que se va a reparar. 

  • Sellar las juntas o dilataciones: En caso de encontrarse con juntas o dilataciones, debemos sellarlas con poliuretano. 
  •  Aplica el producto impermeabilizante elegido por el cliente: Lo clave es aplicar un producto que forme una membrana impermeabilizante, ojalá en las especificaciones dicte que puede ser utilizado en una gran variedad de sustratos. Es importante impregnar muy bien y por completo la superficie.
     
  •  Dependiendo de la tecnología elegida podríamos necesitar proteger con otro impermeabilizante que termine el proceso de protección UV. La idea es que sea otro impermeabilizante tipo acrílico. 
  •  Realicemos una prueba con agua: Es importante para saber que se hizo un buen trabajo. Revise en qué momento se puede realizar esta prueba según la ficha técnica de los productos elegidos. 

Mantenimientos preventivos de las membranas asfálticas 


Siempre va a ser mejor prevenir que lamentar. Los costos de reparación o reemplazo de las membranas asfálticas pueden ser altos, por eso no es mala idea tener clientes de mantenimiento preventivo de este sistema de impermeabilización. 

Recordemos que para que los mantos asfálticos cumplan su función, debe contar con un buen sistema de drenaje. Si este se tapa, pueden surgir filtraciones o bolsas de agua. Por lo tanto, es prudente revisar, al menos una vez al mes, que los drenajes de la superficie impermeabilizada estén funcionando correctamente. 

En conclusión, el mantenimiento y la reparación de mantos asfálticos son aspectos cruciales en la construcción y en la prevención de patologías que pueden resultar costosas y complejas a largo plazo. Además, realizar estos trabajos con profesionalismo y honestidad no solo garantiza una remuneración justa, sino también la satisfacción del cliente y su confianza en su trabajo. 

Te puede interesar

Problemas al Pintar y Sus Soluciones

La pintura es un arte que va más allá de aplicar colores a una superficie. …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido