Inicio / El recomendado / Casi 12.000 predios subieron de estrato en Bogotá

Casi 12.000 predios subieron de estrato en Bogotá

Este año culminó la séptima actualización de estratos en la ciudad. De las 45.053 manzanas de la ciudad, el 77 % pertenece a los estratos 1, 2 y 3. El Distrito propone cambiar la forma de asignar esta clasificación, para focalizar mejor los subsidios.

Si en el primer recibo de servicios públicos que le llegó este año aparece un estrato diferente al que tenía en 2017, su manzana fue una de las 511 que sufrieron modificaciones en Bogotá tras la reciente actualización de la estratificación que realizó el Distrito. Luego de analizar el acceso a servicios y las condiciones socioeconómicas de las 45.053 manzanas que hay en la ciudad, se determinó que debían subir de estrato 90 (que integran 11.836 predios) y disminuir 13 (38 predios). De igual forma, por primera vez se les asignó clasificación a 289 zonas, legalizadas en los últimos años, y se desclasificaron 119, que ahora son parques o vías.

El estudio sirvió para identificar un detalle particular de la ciudad: el 77 % de las manzanas de la ciudad son de estratos 1, 2 y 3, y apenas el 9 % se ubican en estratos 4, 5 y 6. Las únicas zonas sin clasificación son aquellas donde se ubican los colegios, las zonas industriales y los lugares como el aeropuerto El Dorado o el estadio El Campín. La importancia de este proceso radica en que la clasificación permite conocer quiénes tienen acceso a subsidios y quiénes los deben financiar.

La última actualización sirvió para demostrar que en la reclasificación de las manzanas y los predios no siempre se sube o se baja un estrato. En esta oportunidad se dio un caso particular en el barrio Hipotecho Sur, en la localidad de Kenendy, donde sus predios pasaron del estrato 2 al 4. La razón fue que la clasificación inicial era provisional, debido a que el sector estaba en construcción. Una vez concluyeron las obras se hizo una nueva revisión de las características, las cuales determinaron el estrato definitivo.

Quien no esté de acuerdo con su nueva asignación puede solicitar una revisión a la Secretaría de Planeación. Si sigue inconforme, en segunda instancia la podrá pedir al Comité Permanente de Estratificación, integrado por representantes de servicios públicos, miembros de la comunidad y la Personería.

El proceso

Los encargados de hacer la actualización de estratos son los técnicos de la Secretaría de Planeación. Andrés Ortiz, jefe de la entidad, explica la importancia del proceso: “Debe haber un esfuerzo permanente por mejorar la asignación de los subsidios. Con el tiempo, la clasificación se desactualiza y algunas personas terminan recibiendo subsidios que deberían recibir otras personas. Actualmente, de los casi 2,6 millones de predios que hay en la ciudad, el 64 % acceden a subsidios”.

Contrario a lo que muchos creen, el estrato no tiene nada que ver con la solvencia económica de un hogar. Para determinar el estrato se usa un software especializado que analiza las cualidades urbanísticas y arquitectónicas de la manzana. Es decir, toma el estado de la urbanización, los materiales, las aceras, las vías de acceso, las características de los garajes y jardines, entre otros aspectos, y finalmente arroja un concepto que determina su clasificación.

No obstante, según el secretario de Planeación, esto es algo que debería cambiarse. Ortiz afirma que, en efecto, los estratos deberían estar ligados a los ingresos económicos de cada familia, así se presente el caso de que existan, en un mismo edificio, hogares de diversos estratos.

“Colombia está muy atrasada en seguir ligando el estrato sólo a las características físicas y el entorno urbano de la vivienda. El estrato no tiene en cuenta los ingresos monetarios y deberíamos evolucionar. Se deben mantener los estratos y los subsidios en los 1, 2 y 3, pero no debería estar atado sólo a donde se vive. Es necesario focalizar aún mejor los subsidios, según con la situación económica de las familias”, explica el secretario de Planeación.

¿Y el predial?

Una de las preocupaciones que siempre surgen cuando se hace esta actualización es su impacto en el impuesto predial que deben pagar los propietarios. Ante esta preocupación, la administración recordó que por cuenta del Acuerdo 648 de 2016, cambió el modelo para liquidar este tributo y ahora sólo se tiene en cuenta el avalúo predial del inmueble y no su estrato. Eso sí, esto no aplica en las Viviendas de Interés Social (VIS), en las que sí se tiene en cuenta esta clasificación para calcular el impuesto.

Para la próxima actualización, la premisa es avanzar en los diagnósticos de cada hogar. Para esto, el Distrito prepara herramientas como la Encuesta Multipropósito, que brinda más detalles de cada hogar, con lo que se podrían realizar evaluaciones más precisas sobre la situación de cada familia para definir su estrato.

-El espectador.com

Te puede interesar

Marco Urrea, un pintor de la vida.

Marco Urrea con 46 años, ha sido más que un pintor, un aprendiz de tiempo completo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *