Henry Urrea Parra, un emprendedor todo terreno

Por: Tatiana Bahamón Méndez

En medio de un clima cálido, rodeado de gente alegre y servicial nació Henry Urrea Parra, un hombre al que el soñar y pensar en grande lo llevó a recorrer miles de kilómetros. Desde Tolima a la capital – Bogotá fueron los primeros que sin pensarlo tuvo que hacer.

Desde muy pequeño el reparar radios, walkie talkies entre otros aparatos, además de ser su mayor distracción le resultaba muy bien. Otros de sus gustos un tanto místicos sin duda alguna iba hacia aquello que estuviese relacionado con la energía, de lo cual poco a poco se fue apropiando.

Una vida de muchos voltios

Con su llegada a Bogotá, inició su etapa productiva. Gracias a los cursos y estudios de electricidad básica y electrónica realizados en el Centro de Electrónica y Electricidad del Servicio de Aprendizaje SENA, Henry ha obtenido grandes logros a nivel profesional que por supuesto lo han llenado de alegría.

El buen desempeño en su labor de instalación y mantenimiento dentro de una reconocida compañía fue uno de los méritos que como recompensa le abrió las puertas a grandes oportunidades. Bogotá no solo ha sido para Henry la ciudad en la cual encontró diferentes ofertas laborales, también fue en donde conformó su familia: Martha Lucia, una caldense quien en vida fue su esposa y Alejandro, su primogénito.

Así, con su familia conformada y con el anhelo de progresar, emprendió su viaje hacia Barranquilla, una ciudad a 1001.3 km la cual ha sido centro de atención e interés para aquellas personas que tienen en su mente el deseo de emprender debido al crecimiento económico en los diferentes sectores que esta ha presentado.

Aunque el sector turístico es uno de los principales generadores de ingresos económicos en dicha ciudad, el sector de la construcción, el energético y de telecomunicaciones ha venido manifestando un mayor crecimiento en los últimos tiempos.

En los planes de Henry el estar en Barranquilla la arenosa le llevaría poco tiempo, lo que duraría en cumplir a cabalidad con los contratos que había adquirido para trabajar con una compañía del sector financiero en los 7 departamentos de la región caribe (Atlántico, Bolívar, Magdalena, La Guajira, Cesar, Córdoba y Sucre) desde el sector eléctrico. Sin embargo, los planes tomaron otro rumbo, además de esos contratos cada vez le surgían unos nuevos como consecuencia de la fidelidad de sus clientes al desempeñar con profesionalismo su labor.

Todo un hombre de negocios

Con el tiempo que había estado trabajando en diversos proyectos en Barranquilla, al ver cómo era valorado su trabajo, con sus ahorros divisó la idea de montar su propio negocio y así fue, con su saber en el sector eléctrico inició lo que junto a su familia había soñado. Al cabo de un tiempo su empresa logró posicionarse localmente y expandirse hacia la ciudad amurallada, Cartagena. Los contratos fueron llegando y ya sus conocimientos se fueron ampliando junto con la necesidad de implementar otros servicios como: instalación de alarmas, luces, entre otros.

Henry es de esos hombres a los que capacitarse le es indispensable, pues considera que solo mediante ello y la constante práctica se puede estar actualizado de lo que demanda el mercado en la industria. Además de los cursos que había realizado en electrónica y electricidad, optó por uno en redes de telecomunicaciones, sin saber que más adelante le abriría el horizonte en sus proyectos.

En la medida que su negocio iba creciendo, eran más los servicios que Henry quería implementar en cada uno de sus almacenes. Telefonía, telecomunicaciones, servicios eléctricos, entre otros, entraron en el portafolio de sus nuevos servicios que buscaban cubrir las necesidades de sus clientes. No obstante, pasó una amarga situación “por falta de conocimiento en el área administrativa, financiera y contable no pude saber cómo iba la empresa y tuvimos que cerrar” relata Henry Urrea aquel momento donde su vida dio un giro.

Aunque aquella situación que se le había presentado le generó frustración e incertidumbre, sumado al fallecimiento de su esposa, las ganas que Henry tenía de querer continuar eran más grandes, y en medio de la tormenta encontró la oportunidad de resurgir.

“En ese momento todo estuvo mal, pero fue ahí donde aprendí que se debe saber de todo un poco y también tuve una gran lección”

El fracaso como oportunidad

El fracaso como lo menciona Henry no fue del todo malo, pues le dio un giro a su vida donde primó el éxito.

A través de dicha experiencia, Henry entendió que, si quería abrir nuevamente un negocio, debía especializarse en ciertos servicios “yo tenía mucha variedad en servicios y el error estaba en que no había una especialidad específica, realmente eso dispersa la energía en muchas cosas y se pierde el foco” señala.

Como fiel seguidor de tendencias y lo que demanda el mercado, Henry decidió tomar la batuta y abrir nuevamente su negocio, esta vez con mayor proyección y más exclusividad. Ingeniería y Proyectos INSTERCOM S.A.S., tomó por nombre y desde el año 2010 como especialista en tecnología de redes de telecomunicaciones y seguridad electrónica, brinda en Barranquilla servicios de calidad.

“La idea surgió porque me di cuenta de que las redes de cobre que actualmente hay, van a terminar siendo redes de fibra óptica combinadas con redes inalámbricas y por eso decidí que debíamos enfocarnos a los servicios de redes de fibra óptica”

Con 10 años en el mercado, Ingeniería y Proyectos INSTERCOM S.A.S ha logrado consolidarse como distribuidores directos de quipos, conectividad, cables e instrumentación para redes de fibra óptica en multi marca.

Henry aconseja

  • Centrar la empresa o negocio en una especialidad.
  • Pensar en servicios claves.
  • Hacer los trabajos como si fueran propios y no para alguien más.
  • Brindarle siempre la mayor satisfacción al cliente

Para este tolimense que a través de la dedicación y disciplina ha logrado obtener el éxito, espera seguir cultivando lo que en un inicio fue un sueño y que hoy al lado de Alexandra su hija menor y Alejandro quien siguió sus pasos es una realidad.

Te puede interesar

Yadira Coronado, una monteriana en la construcción

Esta es la historia de una mujer que con años de experiencia en la obra, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *