Cemento Patriota, una idea que tardó 50 años para hacerse realidad

La planta ubicada en la salida de Sogamoso hacia Corrales, frente a las enormes instalaciones de Cementos Argos, tiene una capacidad instalada en el horno de clínker de 50 mil toneladas y en el molino de 100 mil.

cemento-patriota-maestros

Genera alrededor de sesenta y cinco empleos directos y el doble de indirectos, y será dirigida por uno de los nietos de Don Jaime, quien lleva también este nombre, Oscar Jaime, hijo de Oscar Ramírez Acevedo, quien hoy es el líder empresarial del grupo familiar.

Con la asistencia de un selecto grupo de invitados, empresarios e industriales de la región, se presentaron estas instalaciones que ya llevan un mes trabajando en un proceso que aspira a consolidarse como una marca ante todo del departamento por las connotaciones del nombre, Cemento Patriota, que es evocar todo el sentido de la palabra, desde los hechos históricos que sucedieron en Boyacá y dieron origen a la patria colombiana hasta el equipo de fútbol Patriotas, al cual ha estado toda la vida vinculado Oscar Ramírez y que seguirá dándole el apoyo como patrocinador.

Nosotros vamos a vender un producto regional, porque en realidad el cemento no viaja, el cemento debe estar cerca de las materias primas y de los consumidores”, dice Ramírez Acevedo, resaltando que la producción de la planta se ceñirá a los más exigentes parámetros de protección al medio ambiente, a las mejores condiciones laborales y al valor supremo de la paz, “que no son negociables en la organización G y J”, enfatiza.

Y agrega, refiriéndose a otras condiciones del nuevo producto: “esperen la mejor calidad posible; esperen un precio justo. Como les digo, entramos a ayudar a regular el precio; lo digo en el mejor sentido, Colombia se daba el lujo de tener el cemento más caro del mundo y el acero más barato del mundo”.

El empresario también aprovechó el escenario para anunciar la próxima puesta en funcionamiento de un proyecto en Barranquilla que está a punto de terminarse que es “poner a funcionar en Colombia la siderúrgica más moderna del mundo”.

La organización G y J genera en todo el país más de 3 mil empleos directos, habiendo sido Duitama su punto de partida y, el soporte principal, la condición de ser Boyacá un departamento industrial que en más de 60 años le ha aportado a Colombia la mayor parte del acero y el cemento. En estas condiciones, la cadena de ferreterías G y J será el canal principal de distribución de la nueva marca de cemento.

Grandes inversiones

A la puesta en marcha de esta planta que ha demandado una inversión inicial de unos 30 mil millones de pesos, se suma otra buena noticia del mismo orden, y es la inauguración en la segunda semana de octubre del Ingenio Mieles S. A., construido en la hoya del Río Suárez, en el municipio de San José de Pare, un proyecto que también va costando unos 40 mil millones de pesos. Así que estas noticias van modelando lo que podría llamarse el inicio del renacer de la industria en Boyacá, donde también se ha confirmado la decisión del grupo Argos de invertir en los próximos tres años más de un billón de pesos para la ampliación de su planta cementera en Sogamoso, la cual quedará con una capacidad de producción de unos dos millones de toneladas de cemento.

Otro proyecto que parece será lanzado al finalizar este o comenzar el año entrante es la construcción de la quinta unidad de Termopaipa, una obra que significará una inversión superior al medio billón de pesos, dependiendo de cuánta capacidad de generación se le va a asignar.

Te puede interesar

Constructor busca aportar al futuro del país capacitando a más de 500 jóvenes

Con el objetivo de aunar esfuerzos por aumentar la empleabilidad y reducir los índices de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *