¿Cómo se hace un cielo raso Drywall?

Por: Gilbert Preciado Rojas. Experto Nacional W.S. en Drywall and plastering

Fotografías y Gráficos: El Editor / Freepik.com / Gilbert Preciado 

Cielo raso es el nombre que le damos a la superficie que dentro de una construcción situamos en la parte superior de las áreas habitacionales, creando un espacio entre su estructura y el techo que puede ser utilizado para alojar instalaciones técnicas y materiales térmico-acústicos, además nos delimita la altura y podemos darle diferentes formas para instalar luces directas e indirectas, controlar el sonido, el viento, y otras aplicaciones que garantizan nuestro confort.

Existen distintos tipos de cielos rasos, según su material pueden ser en yeso, fibrocemento, PVC, acrílico, madera, etc. Según su forma de instalación pueden ser suspendidos, clavados, atornillados, con estructura a la vista, junta continúa o estructura mimetizada. Según su forma pueden ser planos, inclinados, bidimensionales, tridimensionales, etc.

En esta ocasión nos ocuparemos del cielo raso Drywall liso o junta continua con placa de yeso-cartón, que en el momento es el más utilizado en Colombia. Agustín Sackett quien inventó la placa de yeso en 1894 la cual se parecía a una milhoja de pan por su combinación entre papel, yeso, papel, yeso, hasta lograr el espesor deseado y aproximadamente 10 años más tarde evolucionó a la placa que hoy conocemos como panel de yeso-cartón. Sackett nunca se imaginó que su invento fuera tan relevante en los acabados de construcción y que con esta placa se pudiera lograr tanta diversidad, arquitectónicamente hablando, en cielos rasos especialmente.

Para dar comienzo a la construcción de un cielo raso debemos tener en cuenta algunas variables, por ejemplo, en Colombia el cielo raso debe ser diseñado por un experto competente (arquitecto, diseñador de interiores o equivalente), quien entrega un plano indicando la altura desde el piso, la inclinación, el manejo del viento, el aislamiento acústico, el aislamiento térmico, el tipo de acabado, etc. Los planos también deben indicar el diseño estructural para soportar y transmitir las cargas generadas por el propio peso del material, las luminarias y otras instalaciones que tenga el lugar.

Una vez definidas estas condiciones, obtenidos los planos arquitectónicos y estructurales, podemos empezar a realizar el montaje de nuestro cielo raso, para el cual sugiero seguir el siguiente procedimiento:

Lista de materiales

Estructura metálica: Para un cielo raso convencional se puede usar estructura metálica económica teniendo en cuenta que las cargas son mínimas. Esta es en acero galvanizado, calibre 26 (0.45 mm) y de longitud 8´ foot (2, 44 m) medida estándar. Para otros tipos de cielo raso debemos elaborar un cálculo estructural con el fin de garantizar que esta soporte y transmita las cargas adecuadamente. La estructura necesaria es:

  • Angulo perimetral de 25mm x 25 mm
  • Perfil en C base 4 o perfil vigueta
  • Perfil omega
  • Material para cuelgas

Placa de recubrimiento: Las placas de yeso-cartón más utilizadas son: estándar (ST), resistente a la humedad (RH) y resistente al fuego (RF), estas vienen en formato de 1.22m x 2.44m y en espesores de 3/8” (9.5mm), ½” (12.7mm) y 5/8” (15.9mm). Para este caso utilizaremos la placa ST de ½”.

Fijaciones: Para la construcción del cielo raso podemos utilizar múltiples fijaciones:

  • Clavo liso acerado N° 17x 1” o clavo mas fulminante (carga según el sustrato)
  • Tornillo cabeza de pan N° 7×7/16” punta aguda sulfatado (para armar la estructura)
  • Tornillo cabeza de trompeta N° 6×1” punta aguda sulfatado (para fijar la placa de yeso-cartón a la estructura metálica)
  • Alambre galvanizado N° 4 (para elaboración de cuelgas. También se pueden utilizar ángulos, varillas roscadas, suncho, etc.)

Cintas: Las cintas para Drywall que se encuentran en el mercado son:

  • Cinta de papel
  • Cinta de malla
  • Cinta con refuerzo metálico
  • Material para cuelgas
  • Cinta con refuerzo en PVC

Para este caso debemos utilizar la cinta de papel.

Masillas: Las masillas más utilizadas que se encuentran en el mercado son la masilla vinílica y masilla acrílica. Para este caso podemos utilizar masilla vinílica.

Pintura: Las pinturas más utilizadas que se encuentran en el mercado son las pinturas vinílicas y pinturas acrílicas. Para el caso vamos a utilizar pintura vinílicas tipo 1 y tipo 3.

Nota

Aclaro que estos materiales pueden variar dependiendo las cargas, la resistencia de los acabados, el tipo de placa, la exposición a los agentes externos, etc.

Herramientas

  • Cimbra o tiralíneas.
  • Atornillador eléctrico.
  • Punta estrella N° 2.
  • Tijera para metal tipo avión.
  • Martillo.
  • Alicate.
  • Destornilladores manuales de pala y estrella.
  • Cepillo o escofina para Drywall.
  • Escuadra.
  • Lápiz.
  • Nivel de riel, manguera o nivel láser.
  • Flexómetro o cinta métrica.
  • Serrucho de punta.
  • Espátulas de 4” 6” 8” y 12”.
  • Llana lisa o platacho para soportar las masillas.
  • Rodillo.
  • Brochas.
  • Bisturí industrial.
  • Cinturón portaherramientas.
  • Papel lija N° 150 y N° 240.

Equipo de seguridad industrial

  • Ropa de trabajo u overol
  • Guantes de nitrilo/licra
  • Botas con puntera
  • Casco certificado
  • Protector para los ojos (gafas)
  • Protector respiratorio (mascarilla)
  • Proyector auditivo (tapa oídos)

Tener en cuenta que cada uno de estos elementos debe ser utilizado según su necesidad y uso.

PASO A PASO PARA EL MONTAJE DEL CIELO RASO

1. Replanteo

Según el diseño arquitectónico, tomar la medida de la altura con el flexómetro o cinta métrica desde el piso hasta el lugar donde irá el cielo raso. Con la ayuda del nivel y la cimbra trazar una línea horizontal en el contorno de las paredes.

2. Instalación de estructura

A. Fijar el ángulo perimetral teniendo en cuenta los trazos realizados durante el replanteo y el material del sustrato para la selección de las fijaciones a utilizar. El ángulo perimetral únicamente sirve para delimitar la altura y la alineación del cielo raso.
B. Instalar los perfiles vigueta seleccionando para ello la menor luz. Para empezar a colocar los perfiles vigueta, se fijan el primero y el último a 10 cm de la pared terminada.

Las viguetas no se fijan a los muros, se fijan con cuelgas al techo existente empezando la primera cuelga a 10 cm del borde y posteriormente cada 80 cm (precálculo estructural para cielos rasos básicos) y terminando a 10 cm del borde. Posteriormente se instalan las demás viguetas paralelamente cada 80 cm repitiendo el proceso y teniendo en cuenta que la penúltima vigueta debe estar a 80cm o menos. Tenga en cuenta que todas las viguetas debe ir niveladas entre sí, (con la ayuda de un hilo esto se puede lograr fácilmente).

C. Fijar los perfiles omega a los perfiles vigueta con los tornillos cabeza de pan. Los omegas se fijan en sentido contrario a las viguetas y según la modulación obtenida en los planos. Esta puede ser a 30.5 cm, 40.7 cm, 48.8 cm o 61 cm (12”,16”,19” 0 24” respectivamente). Teniendo en cuenta que la primera y última omega van a 10cm de la pared y que la penúltima omega va a la dimensión de la modulación o menor.

Como las viguetas fueron niveladas correctamente, no es necesario volver a nivelar los omegas, se debe simplemente verificar

3. Fijación de placas

Después de haber instalado la perfilería se procede a fijar las placas de yeso-cartón, para ello debemos tener en cuenta la ubicación, estas van en sentido contrario a los omegas.

Las placas deben ir por lo menos a 5mm separadas de la pared, teniendo en cuenta que debe usar primero y en lo posible las placas enteras, evitando que se encuentren cuatro esquinas en un mismo punto para su correcto tratamiento de juntas. Para la fijación de placas yeso-cartón se utilizan tornillos cabeza de trompeta cada 30 a 35 cm sobre el perfil omega, teniendo en cuenta que la placa debe quedar a la mitad del siguiente perfil para que todas las placas estén ancladas correctamente, las juntas entre placas deben estar lo más unidas posible. No olvidemos que las placas van fijadas solamente a los omegas.

Una vez instaladas todas las placas realizamos el levantamiento de materiales desprendidos o sueltos, limpiamos para recoger polvo, grasa y demás elementos que puedan afectar el siguiente paso.

4. Tratamiento de juntas

Con una espátula de 4” se cubren las juntas, primero de forma horizontal, garantizando el llenado de todos los espacios vacíos y quitamos el exceso de masilla, después aplicamos generosamente masilla sobre la junta en sentido de esta, tapando a su vez las cabezas de los tornillos.

Luego tendremos que colocar la cinta de papel presionando para sacar el exceso de material, dejando la cantidad suficiente para la adherencia de la cinta con la placa.
Nota: Se debe verificar que no queden burbujas o grumos bajo de la cinta.

A continuación se deja secar la superficie según el tiempo indicado en las especificaciones de la masilla utilizada. Cuando la cinta ya este adherida correctamente se aplica una nueva capa de masilla sobre la cinta con una espátula de 8” asegurándonos que la superficie quede lisa, pareja y sin imperfecciones para un mejor acabado. Posteriormente (cuando la capa anterior ya haya secado), se aplica una fina capa de masilla con una espátula de 12” para dar fin al tratamiento de juntas y se deja secar totalmente.

Un buen masillador deja la superficie tan lisa que no es necesario lijar.

Para terminar con el tratamiento de juntas, procedemos a lijar la superficie, esto será necesario según el caso hasta dejar la superficie lista para realizar el respectivo acabado

Debemos evitar lijar en las superficie donde no hay masilla para no causar daños en la placa que pueden afectar la calidad del acabado.

1. Prepara

Limpia y aplica la primera capa de masilla.

2. Encinta

Adhiere la cinta de papel a la masilla.

3. Cubre

Aplica la segunda capa de masilla de 15cm aproximadamente.

4. Acabado

Aplica la 3ra capa de masilla de 40cm aproximadamente y lija.

5. Etapa final

Posteriormente utilizando pintura vinílica tipo 3, con la ayuda de una brocha y un rodillo aplicamos la primera mano para resaltar las posibles fallas en el tratamiento de juntas, de ser necesario, reparamos las fallas con masilla y dejamos secar para luego volver a lijar y pintar.

Para el acabado final, debemos aplicar una o dos manos de pintura tipo 1, esta pintura es la que lleva el tono o color deseado.

Para dar fin al cielo raso es sumamente importante haber tenido durante todo el proceso las áreas protegidas para que al final sea sencillo retirarlas, limpiar y dejar una obra de calidad.

Te puede interesar

Hacer tapabocas en casa y de bajo presupuesto

A. Usar una camiseta vieja Materiales Camiseta de algodón.Tijeras. Paso 1 Recorte un rectángulo de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *