Combatiendo los cambios de presión

Una de las molestias más comunes en términos de plomería es la baja presión del agua que se pueden presentar en algunos hogares, e incluso oficinas y locales comerciales. Por eso en esta oportunidad hablaremos sobre las razones por las que se presentan y cómo se puede solucionar este problema. Por: Alejandro Gutiérrez

¿A qué se debe la baja presión?

Depende mucho de cada proyecto, centrémonos por un momento en un edificio de vivienda. Las causas más probables son:

  • Que se abran en simultánea muchos grifos en la misma vivienda.
  • Que no se hayan identificado fugas en las tuberías principales.
  • Momentos en los que se da un uso máximo del sistema, por ejemplo, cuando por los horarios de trabajo muchas personas se bañan a la misma hora.
  • Cuando el apartamento o casa está al final de la línea de suministro, en el caso de apartamentos, serían los últimos pisos.
  • Tapas o difusores de los grifos que pueden estar obstruidos por arenilla y sólidos que impidan la salida adecuada de agua.

¿Cuál es la solución a la baja presión?

Lo principal es tener un adecuado mantenimiento, por eso es clave volverse la mano derecha de los clientes, y hacerlos conscientes de la necesidad de revisiones periódicas que pueden evitar problemas grandes y costosos a futuro.

Si se identifican grifos obstruidos la solución es muy sencilla, cambiarlos. Posterior a esto, se le recuerda al cliente que hay accesorios de la grifería que tienen una vida útil estipulada, y luego de este tiempo se deben cambiar.

Cuando ya hablamos de problemas en el sistema de suministro, un truco casi mágico es utilizar presurizadoras de agua para aumentar la presión entre los 15 a 20 psi. Ojo, esto aplica tanto para el suministro a través de tanques de agua como para la red de agua de población.

Instalación del presurizador

Como siempre lo repetiremos sin cansarnos, debemos seguir la ficha técnica de cada fabricante, es importante leerlas así ya conozcamos la marca y su portafolio. Ante cualquier duda, tenemos la ventaja de que los principales fabricantes e importadores ya brindan atención a los usuarios por WhatsApp para solucionar rápidamente inquietudes.

Generalmente los puntos de instalación correctos son:

  • Después de tal tanque de abastecimiento
  • Directamente, a la entrada de la red de agua
  • Antes del calentador de paso

El mantenimiento es vital

Si instalamos presurizadoras debemos hacer mucho énfasis en la necesidad de revisiones y mantenimientos periódicos.

En términos generales es un proceso sencillo, pues casi todas las referencias incluyen un filtro en Y que retiene impurezas y sedimentos. Entonces lo único que debemos hacer es retirar la maya del filtro, limpiarla y volverla a instalar. Verifique muy bien con cada referencia, cada cuanto se sugiere realizar esta limpieza.

Maestras y Maestros, vamos a solucionar esos problemas de presión de agua en los hogares y empresas colombianas.

Te puede interesar

Elementos metálicos en placas de concreto, ¿qué se recomienda?

Como ya lo hemos recalcado en diferentes oportunidades, todo tipo de edificación que se construya …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.