Protegerse contra caídas, la diferencia entre vivir o morir

La construcción implica riesgo para los trabajadores: exigirse al límite con cargas pesadas, labores en las alturas, exponerse con maquinaria industrial cortante, entre otros oficios que podrían acarrear un accidente al no cumplir las normas de seguridad. Por Daniela Minorta

La construcción implica riesgo para los trabajadores: exigirse al límite con cargas pesadas, labores en las alturas, exponerse con maquinaria industrial cortante, entre otros oficios que podrían acarrear un accidente al no cumplir las normas de seguridad.

En Colombia mueren a diario dos personas por caídas relacionadas con el trabajo en el sector construcción según el Instituto de Medicina Legal y Ciencia Forense; en promedio, al año mueren unas 700 personas. Entre el 2014 y 2018 hubo 3.500 muertes por caídas. De hecho, esta causal de muerte consecutiva es la que dio pie para hablar de protección contra caídas desde el año 2008 en el Congreso.

El 70% de las caídas por alturas están divididas en un 31% de caídas desde un techo, un 24% por escaleras y 15% por andamios. A partir de un 1.50 metros de altura se considera riesgo de caída y en mayor frecuencia afecta a los adultos de 60 años.

El profesor de alturas y experto del área, Royer Álvarez, explica que los principios para la protección contra caídas están regidos por las normas y procedimientos para realizar dicha actividad:

1.“Se debe hacer una capacitación de 40 horas cuando el trabajador va a realizar el curso por primera vez; 16 horas teóricas y 24 horas prácticas”.

2.“Cada año el curso vence y la actualización dura unas 20 horas; 12 horas teóricas y 8 horas de prácticas”.

Las caídas

Cada segundo de vida es crucial y en trabajos de altura esto significa incluso qué tipo de daño pudo hacerse un trabajador al caer.

Es decir, si un trabajador al caer de una altura de 10 metros tardó 8 segundos en impactar al suelo, su cuerpo en ese trayecto de velocidad pudo sufrir fractura y comprometer el cráneo.

“Nosotros hablamos de altura desde el 26 de septiembre del 2008 que se creó una resolución, porque en el país venía pasando esta accidentalidad en la construcción”

detalló Álvarez.

En una caída con protección también se puede sufrir lesiones si no se toma en cuenta factores como: “el cálculo de caída; para hacer eso debemos tener en cuenta la altura del trabajador, el factor seguridad, la longitud de la eslinga y el absorbente de choque”.

Estos cuatro factores se describen así: si el trabajador mide 1.80 mts, sumamos la longitud de la eslinga 1.80 mts, es decir, 3.60 metros, más el factor de seguridad de un metro, más el absorbente de choque de 1.07 metros; una distancia de 4.67 metros. “Los cálculos de caída empiezan a funcionar a partir de esta distancia de casi 5 metros”, subrayó el profesor Álvarez.

Errores comunes

  • Hacer el trabajo apresuradamente sin tener el permiso de altura.
  • No utilizar el sistema de protección contra caída.
  • No usar elementos de protección personal cuando se realiza un trabajo.
  • No señalizar el área.

Entre el 2014 y 2018 hubo 3.500 muertes por caídas

Equipo seguro

Desde hace 13 años se han implementado buenas prácticas para mejorar las condiciones del trabajador y que este tome conciencia de sus riesgos en la construcción.

Un equipamiento seguro para trabajar debe constar de estos elementos: casco, gafas, eslingas, arnés y guantes.

En este sentido, las eslingas tienen un papel fundamental ya que la eslinga de tensión particularmente tiene un soporte que permite amortiguar el impacto de la caída y que de esta manera los órganos no sufran una lesión interna por el tirón de la eslinga.

Otro elemento clave es el trio protector contra caída que consiste en:

  • Puntos de anclaje.
  • Arnés de cuerpo completo.
  • Conectores

“Anteriormente se hacían puntos de anclaje sin conocer cuánto podía aguantar una hamaca por ejemplo, y se montaban más de dos y tres personas al mismo tiempo”, refiere Royer Álvarez en cuanto a viejas costumbres y cómo hoy eso ha ido quedando atrás.

No olvide que… Según la Norma 1409 de 2012, los equipos de protección contra caídas deben ser inspeccionados por la empresa fabricante anualmente. Sin embargo, no hay fecha de vencimiento de los mismos, todo va de acuerdo al desgaste que los equipos tengan al momento de su revisión.

Te puede interesar

Elementos metálicos en placas de concreto, ¿qué se recomienda?

Como ya lo hemos recalcado en diferentes oportunidades, todo tipo de edificación que se construya …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.