fbpx
¿Cómo evitar el dolor después del esfuerzo físico?

¿Cómo evitar el dolor después del esfuerzo físico?

Los dolores musculares que aparecen después de una actividad que conllevó cierta dificultad se le conoce como mialgias diferidas y hacen relevancia a las contracciones que se producen luego de realizar una actividad a la que el cuerpo no está acostumbrado y que requiere mucho más esfuerzo del habitual.

Aunque es habitual sentir un poco de dolor, sobre todo después de las actividades físicas, no siempre esto es normal, en ocasiones son indicadores de que se efectuó una labor desmedida o inadecuada que como consecuencia afecta los músculos y ligamentos.

Por ello, la doctora Sandra Aponte, fisioterapeuta de Colsanitas explica como diferenciar el dolor asegurando que “Cuando se le imprime mucho trabajo a un músculo, se originan micro rupturas en las fibras musculares que producen inflamación, especialmente en las fibras más débiles ubicadas en la unión con los tendones que se pueden romper fácilmente, esto provoca muerte celular y, por lo tanto, dolor en la zona”.

Esto aplica cuando el dolor no es muy intenso y no tiene una duración mayor a 7 días, en este caso puede tomar un analgésico o probar con antiinflamatorios no esteroideos de aplicación tópica. Si después de este periodo el dolor persiste, puede indicar una afección de mayor gravedad y se recomienda asistir a un servicio de salud.

6 recomendaciones para evitar el dolor después de una actividad de esfuerzo físico:


La fisioterapeuta Sandra Aponte, nos comparte las siguientes recomendaciones para tener en cuenta:

  • Conocerse: Tenga en cuenta que durante y después de la actividad no debe existir malestar físico, pues esto significa que hay una sobrecarga. En las primeras tres o cuatro semanas debe tener cuidado con las cargas y la intensidad, Pasada esta etapa, la musculatura se irá fortaleciendo y la fatiga muscular se verá reducida, por tanto, los músculos podrán soportar actividades más exigentes sin mayor dificultad.
  • Calentar antes y estirar después: Es indispensable tener un calentamiento previo de entre cinco y diez minutos en las zonas a trabajar. Es recomendable realizar una sesión de estiramientos: sostener de 20 a 30 segundos por cada grupo muscular para relajar las fibras y eliminar tensión.  

  • Ducharse con agua fría o caliente: Es conveniente tomar una ducha fría para disminuir la inflamación muscular. Por otro lado, tomar una ducha caliente ayuda a relajarse cuando la actividad ha sido tranquila.
  • Masajear la zona: Darse un masaje durante unos 30 segundos por zona muscular mejorará la circulación y, por lo tanto, la velocidad de recuperación. Lo ideal es hacerlo con suavidad.

     
  • Meditar y descansar: Meditar es una buena práctica para reducir el nivel de estrés y mantener la concentración, también favorecerá el proceso de descanso.

  • Alimentación: Hidrátese antes y después de la actividad física, además no olvide mantener una correcta y sana alimentación.

Recuerde poner en práctica estas recomendaciones al momento de realizar esfuerzos para lograr cumplir con sus labores y proteger su salud y bienestar.

Te puede interesar

Problemas al Pintar y Sus Soluciones

La pintura es un arte que va más allá de aplicar colores a una superficie. …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido