Fotografía: Freepik

Que la responsabilidad y el cumplimiento sean su carta de presentación

En las obras de construcción la responsabilidad y el cumplimiento son esenciales en cualquier trabajador y es esa la mejor carta de presentación que un maestro puede tener.

Si usted es responsable y siempre se ha caracterizado por trabajar arduamente para cumplir con los tiempos acordados con el cliente o con aquellos que le son asignados en una obra, tiene una gran ventaja y es que por esos detalles será mayormente solicitado. Si por el contrario usted es responsable, pero se le dificulta cumplir con los tiempos, puede tener en cuenta los siguientes consejos:

1. Hacer pausas activas

Por más que ame su trabajo, factores como: entregar la obra a tiempo, culminar una labor y lidiar con contratiempos, entre otros, puede llevarlo a un estrés constante. Tranquilo, todos pasan por ese tipo de situaciones en algún momento, el consejo es que cuando esto pase, tome 5 minutos de su tiempo, respire profundamente las veces que sean necesarias hasta que logre sentirse mejor y así podrá continuar con sus actividades del día.

2. Administrar las actividades

¿Por qué si he trabajado tanto no me está rindiendo el tiempo? Es una pregunta que nos hacemos cuando trabajamos arduamente y pareciera que el tiempo no nos rinde para cumplir con cada una de las labores que tenemos asignadas.

En este tipo de situaciones es importante entender que el tiempo es un recurso limitado y que por más que queramos, no le podemos quitar ni poner más segundos, minutos, ni horas a un día. El truco está en que defina qué actividades se pueden ejecutar en determinado tiempo y eso le ayudará a organizarse y cumplir con aquellas que se ha propuesto para el día.

3. Planear

La planificación es el éxito de cada proceso independientemente de su fin. La planificación ayuda en cierta medida a prever imprevistos y aprovechar el tiempo al máximo; cuando no se hace una planeación juiciosa, los niveles de productividad bajarán.

Algo que puede hacer es planear su día la noche anterior, de esta manera su cerebro se programará y logrará un mayor rendimiento en todas las actividades que vaya a ejecutar.

4. Ejecutar

Una planeación sin ejecución no tiene ningún sentido, siempre procure que las ideas que se le ocurran, las actividades que tiene en mente que tiene que hacer para determinado día, llévelas a la acción para que no se queden en palabras.

5. Tener en cuenta los tiempos de entrega

Los tiempos de entrega es uno de los puntos más críticos, pues de este depende en gran medida la satisfacción del cliente.

En ocasiones puede ocurrir que el tiempo de entrega que le da a sus clientes resulta ser mucho menor al que en realidad necesitará para realizar dicho proyecto y eso se traducirá en momentos incómodos tanto para usted como para el cliente, por eso es importante que siempre sea realista en los tiempos de entrega y que al calcularlos tenga presente que en la marcha se pueden presentar imprevistos.

6. Darle prioridad a las actividades

Al dar inicio a una actividad, procure dedicarse plenamente a ella, pues al estar ejecutando varias a la vez terminará frustrándose por no terminar ni una y dejar todas a medias. Por ejemplo: si dentro de las labores que tiene planeadas para el día está el fundir una columna, ayudar en la construcción de entrepisos, etc., lo que deberá hacer es realizarlas por orden de prioridad y cuando esta sea culminada podrá proceder con la siguiente de la lista.

Bueno, hasta aquí le hemos compartido algunos consejos que pueden llegar a ser de ayuda, sin embargo, recuerde que como lo mencionamos anteriormente, una planeación sin acción se queda solo en palabras, ¡a trabajar en ello!

Te puede interesar

“Nuestro compromiso es seguir generando empleo y reactivar la economía”: Camacol

El sector de la construcción en Colombia y su cadena de valor, (que han sido …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *