Recomendaciones para hacer la correcta instalación de una escalera

 

Una escalera es la fórmula común utilizada en construcción para conectar dos alturas. La elección del tipo y la forma con que la construyamos dependerá sobre todo del espacio en el que se ubique. 

escaleras maestros

Es importante que tome en cuenta algunos consejos por si necesita incorporar estos elementos en su vivienda.

Lo primero a tener en cuenta es dónde va ubicada.

En interior debes tener muy en cuenta el espacio del que disponemos, y cómo va integrarse en el diseño general de la vivienda. Pero no solo eso. Debe también considerar quienes van a ser los usuarios habituales, primando la seguridad, por ejemplo, si se trata de niños, ancianos o personas con movilidad reducida.

Para el exterior, lo más importante será contar con materiales que sean lo más resistentes posibles a las inclemencias climatológica (lluvia, humedad, sol…). En estos casos es recomendable decantarse por materiales como el aluminio o el acero inoxidable.

El segundo criterio a tener en cuenta es el espacio del que disponemos.

Un tipo muy útil en estos casos son las escaleras de caracol, que se caracterizan por que los peldaños giran en torno a un eje, y facilitan la subida en giro.

Si se trata de una buhardilla o un trastero, o simplemente no tienes espacio para colocar una escalera de obra, una buena solución es recurrir a una escalera escamoteable. La estructura se despliega cuando la necesitas, y el resto del tiempo permanece oculta.

También las escaleras rectas son útiles para ubicaciones reducidas, ya que ahorran bastante espacio en su colocación. Estas son las más prácticas y funcionales, pues no cuentan con elementos o accesorios añadidos, como los descansillos.

Si no tienes problemas de espacio, entonces puedes centrarte más en el diseño, y optar por modelos más elaborados como las escaleras en U, con diversos tramos, las escaleras con rellano, o las escaleras flotantes. Aunque estas últimas son las que mayor espacio precisan, permiten un diseño mucho más moderno, aportan una sensación de amplitud y no impiden el paso de la luz, con lo que comunicar dos ambientes es mucho más sencillo.

Una vez elegido el tipo de escalera, hay una serie de recomendaciones estándar imprescindibles para hacerla suficientemente cómoda y funcional:

• Si se trata de una escalera de caracol, el diámetro debe ser de al menos de 150cm.
• Un tramo de escalera recto no debe tener más de 15 peldaños consecutivos.
• La altura entre cada peldaño y el techo debe ser siempre superior a 215cm.
• La anchura debe tener un mínimo de 70cm.
• La medida de la huella, es decir donde pisamos, ha de medir aproximadamente unos 30cm, y la altura de la contrahuella debe estar entre 15cm. y 20cm.
• Por último, la altura recomendada del pasamanos es de 90cm.

Ya tenemos casi definida nuestra escalera. Solo queda elegir el material:

Las escaleras de obra son las más comunes, y aunque son sólidas, silenciosas y resistentes, no destacan habitualmente por su diseño y originalidad. Además, en exterior sufren bastante degradación, fundamentalmente por los cambios de temperatura.

Las escaleras de madera son una perfecta solución para los que buscan sobre todo diseño. Sin embargo, aunque los tratamientos en las maderas de calidad han avanzado mucho en los últimos años, siguen precisando mucho más mantenimiento que el resto de materiales.

Las escaleras de acero ofrecen mayores posibilidades en cuanto a su forma y diseño, aparte de que son muy resistentes, y bastante económicas. El único inconveniente sería la frecuente aparición de ruidos cuando se usan.

Por último, las escaleras de aluminio también son una solución económica y sobre todo, de mucha resistencia a la climatología, por lo que son muy recomendables fundamentalmente en exterior.

Te puede interesar

Una broca para cada uso

Una broca es una compañera para casi cualquier especialidad; este accesorio se caracteriza por su …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *