Reflexiones sobre la cotización de proyectos de pintura

¿cómo preparar un estimado para un trabajo de pintura interior? Un tema que tiene mucha tela por cortar, muchas opiniones encontradas, por eso en esta oportunidad reflexionemos un poco al respecto de este tema a la luz de una empresa contratista de pintura.

El alcance del proyecto

Muchas veces el problema no es cómo hacer el presupuesto, sino saber hasta donde va el proyecto, es decir, saber qué incluir, que excluir. Llegamos donde un cliente que quería pintura una habitación y de pronto van saliendo los “yaques”, ese famoso: “oiga máster ya que esta acá porque no me pega estas repisas y me limpia esta canal”. Por eso lo más importante es que quedemos claros con el cliente en hasta donde va nuestro trabajo.

Además, para nuestra clientela es a veces muy claro el acabado estético que quieren de las superficies, pero a veces desconocen el trabajo de preparación que se debe hacer y las patologías que nos podemos encontrar, que hay que atender antes de empezar a pintar.

Preguntas clave al cotizar trabajos de pintura

Debemos aprender a hacer las preguntas correctas, y sobre todo a no dejarnos presionar a dar respuestas por el afán que tenga el cliente.

¿Qué superficies están incluidas en el alcance del proyecto?

Si le damos opciones el cliente generalmente va a decir que si a todo, hasta que reciba el precio del trabajo, por eso no debemos desgastarnos en tiempo y esfuerzo de preparar un presupuesto de superficies que se van a salir de las posibilidades de los clientes.

¿Quién tiene la responsabilidad de mover los muebles y demás obstáculos de el área a pintar?

Parece una pregunta tonta peor esta parte del proceso puede resultar muy engorrosa y además representar el riesgo de que algún elemento muy costoso sufra algún daño. Generalmente el cliente cree que esto es una labor pequeña y asume que esta costeado en el presupuesto, y si usted como contratista no tiene problema, de todas formas es una labor que se debe cobrar.

Seguramente al ver el valor reflejado, o pedir una rebaja, se le puede indicar al cliente que el área debe ser entregada 100% despejada.

¿Qué tipo de pintura y colores quiere el cliente?

A veces nos dice que coticemos y luego eligen bien los colores y el tipo de pintura, pero como contratista tenemos que saber muy bien qué vamos a utilizar. Es más, sobre qué color se va a aplicar el nuevo tono, sabemos que los colores hechos con colorantes inorgánicos no tapan bien. Entonces el tipo de pintura y los colores sí influyen en nuestro costo, dar dos, tres o más capas toma tiempo y material. Entonces si queremos llegar a un presupuesto justo con los clientes y con nosotros es algo de lo que debemos hablar antes de ejecutar un proyecto.

Normalmente es clave mencionar al cliente que usar una pintura de calidad no es encarecer el proyecto, debemos estar listos para demostrar que al tratar de ahorrar dinero en la pintura, vamos a gastar más en tiempo y mano de obra al tener que darle más manos de pintura.

¿Qué patologías tienen las superficies?

Si se encuentran manchas en el cielorraso, humedades y otro tipo de problemas en la superficie, son signo de problemas con goteras u otro tipo de accidentes que si no se resolvieron de la manera adecuada en el pasado se van a volver a presentar, y esto será una reclamación de garantía en el futuro.

Es bueno hablar estos temas con el cliente, y conozca los riesgos de pintar así. Además podemos llevar a un colega a que de su concepto profesional, para que esté más tranquilo con una segunda opinión. Ya hemos hablado antes de lo importante que es tener otras empresas contratistas y profesionales aliados que nos acompañen a los proyectos, al final de cuentas es mejor ser experto en un tema que novato en todos, y así hacemos más grande a nuestro gremio.

¿Cómo cobrar un trabajo de pintura?

A nivel empresarial debemos hablar de esto con nuestros contadores y asesores financieros, pues entran en juego muchos valores como los impuestos, depreciaciones, amortizaciones y otros costos y gastos. Pero si hacemos el ejercicio más simple y lo vemos sólo como el trabajo de pintura tenemos la regla más encilla, el 40/60. Veamos de qué trata:

El total de la pintura a utilizar representará un 40% del valor total del proyecto, es decir que el restante 60% equivaldrá a la mano de obra, entonces si tenemos que la pintura suma $400.000, para saber cuánto sería de mano de obra debemos hacer una regla de 3:

Multiplicamos el valor de la pintura por 0,6 y el resultado lo dividimos por 0,4

Mano de obra = ($400.000 x 0,6) / 0,4

Mano de obra = $240.000/0,4

Mano de obra = $600.000

Entonces tendríamos que mano de obra y pintura sería un total de $1’000.000, el único valor que nos hace falta aquí es calcular unos imprevistos u otros materiales, algunos profesionales prefieren entre un 10% y 20%. Lo más común es que sea un 10%, es decir $100.000 más para un total de $1’100.000.

Conclusiones

  • Debemos medir mucho la expectativa de los clientes en la visita de inspección
  • Es importante evaluar el área a trabajar para encontrar patologías que se deban atacar previamente
  • Hay tiempos y movimientos que debemos cobrar, nuestro trabajo es muy valioso, como acomodar movilizar o piezas valiosas en las áreas que vamos a pintar.
  • Los materiales e insumos por utilizar inciden en el resultado final, por eso no debemos dejar que un presupuesto limitado del cliente luego se convierta en una futura reclamación de garantía. Hay que hablar con honestidad de las calidades de los productos.
  • Las finanzas de cada contratista son únicas, pero la fórmula general del 40/60 nos ayuda allegar a presupuestos acertados con rapidez.

Te puede interesar

Todo lo que debe saber sobre Microcemento

Por Daniela Minorta El microcemento es una alternativa para revestimiento altamente flexible y con resistencia …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *