Seleccione aditivos en concreto como todo un experto

La utilización de aditivos en el concreto cada vez se ha hecho más necesaria, es por eso por lo que usted deberá de conocer todas las opciones y armarse de ciertas técnicas para elegir la mejor solución para su proyecto. Por: Tatiana Bahamón Méndez

El arquitecto Roberto Guzmán Arismendi de PROINSUCON S.A.S., habló con nosotros y nos compartió algunos datos claves que usted debe tener en cuenta al elegir los aditivos para el concreto y al trabajar con ellos.

Primero la protección

Una de las cosas importantes y que nunca puede faltar es la protección personal. Así como al realizar cualquier otro tipo de trabajos es fundamental, también lo es en la manipulación de aditivos.

El arquitecto comenta que los EPP que como mínimo debe usar son:

  • Ropa adecuada.
  • Gafas.
  • Mascarilla.
  • Guantes.
  • Casco.
  • Botas.

“Hay muchos trabajadores que laboran sin gafas, guantes y sin careta, y lo que ocurre es que algunos de los aditivos son muy volátiles y pueden generar afectaciones a las vías respiratorias o en los ojos, y al no utilizar los guantes pueden quemarse las manos”.

Tipo de aditivos

El arquitecto Guzmán explica que según la NTC 1299 los aditivos químicos para concreto se clasifican en:

Tipo A. Aditivos reductores de agua: reducen la cantidad de agua de mezclado requerida para producir concreto de una consistencia dada.

Tipo B. Aditivos retardantes: retardan el fraguado del concreto.

Tipo C. Aditivos acelerantes: aceleran el fraguado y el desarrollo de resistencia temprana del concreto.

Tipo D. Aditivos reductores de agua y retardantes: reducen la cantidad de agua de mezclado requerida para producir un concreto de una consistencia dada y retarda el fraguado del concreto.

Tipo E. Aditivos reductores de agua y acelerantes: reducen la cantidad de agua de mezclado requerida para producir un concreto de una consistencia dada y acelera el fraguado y el desarrollo de resistencia temprana del concreto.

Tipo F. Aditivos reductores de agua de alto poder: reducen la cantidad de agua de mezclado requerida para producir un concreto de una consistencia dada en un 12% o más.

Tipo G. Aditivos reductores de agua de alto poder y retardantes: reducen la cantidad de agua de mezclado requerida para producir un concreto de una consistencia dada en un 12% o más y retarda el fraguado del concreto. Fuente: NTC 1299

¿Cómo elegir el adecuado?

Los aditivos químicos que se utilizan en el concreto evitan dolores de cabeza, pero al no darles un buen uso, el resultado puede ser peor de lo que puede llegar imaginarse, así lo asegura el arquitecto.

Como explicamos anteriormente, cada tipo de aditivo tiene su función; la elección de ellos siempre dependerá de la planificación, no son decisiones que se toman a última hora. En cualquier obra siempre se hará un diseño y en él se toma la decisión según las recomendaciones del diseñador estructural.

Un ejemplo: No es lo mismo utilizar aditivos para vaciar una losa de entrepisos que para vaciar una losa de cubierta. En el concreto que se va a utilizar para vaciar la losa de entrepisos no se requiere un aditivo impermeabilizante porque finalmente va a ir recubierto y encima va a ir otros niveles; pero si la losa es de cubierta, de antemano ya se sabe que se debe utilizar un aditivo impermeabilizante.

En conclusión, la elección de los aditivos dependerá del uso que se le vaya a dar al concreto y esta decisión siempre será liderada por un diseñador estructural.

Dosificaciones

Uno de los grandes problemas que se presentan en las estructuras es el reflejo de una mala dosificación. El Arq. Roberto recomienda seguir las instrucciones del fabricante, pues cada producto tiende a manejar unas dosificaciones específicas.

Utilizar las dosificaciones adecuadas no solo le evitará incurrir en desperdicios de material, también ayudará a prevenir que la obra tenga graves afectaciones como filtraciones, desprendimientos, daños de losas, entre otras.

Evite los errores a toda costa

Los aditivos mejoran las características del concreto en la obra, facilitan la colocación del concreto, reducen los costos de operación y las horas de trabajo, pero cualquier falla puede tener grandes consecuencias. Algunas de ellas son ocasionadas por:

  • No leer las instrucciones de las dosificaciones del producto.
  • No seguir las recomendaciones del diseñador estructural.
  • Utilizar un aditivo no adecuado. Por ejemplo: Utilizar un acelerante para acelerar el fraguado cuando la aplicación del concreto va a tardar. En este caso la mezcla se puede echar a perder debido a que se endurecerá rápidamente.

Maestros y contratistas estas son algunas recomendaciones importantes, sin embargo, recuerde que lo principal y más importante al trabajar con aditivos es estar capacitado. Hay fabricantes de aditivos que constantemente brindan herramientas de capacitación, así que ¡A La Obra Maestros!

Te puede interesar

La Constructora Hábitat de los Andes le apuesta al desarrollo de ciudades más sostenibles

La construcción sostenible reduce hasta un 25% en consumos energéticos. ● Hábitat de los Andes …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *