Seis aspectos importantes que le ayudarán a optimizar la compra de materiales de construcción

Cuando se inicia un proyecto de construcción, siempre se busca la manera de optimizar la compra de materiales para obtener mayor rentabilidad. Por: Ruddy Diaz

En dicha búsqueda, resultan una serie de alternativas. No obstante, Miguel Joven, ingeniero civil, indicó seis aspectos que se deberían tener en cuenta para cumplir con este objetivo. Estos son:

Material a comprar: el ingeniero señaló que es necesario aclarar el material que se piensa adquirir, su especificación, presentaciones del mercado y ubicación del proveedor.

Cantidad: al firmar la orden de servicio y contrato se deberá cuantificar la obra a construir para establecer un listado de materiales, sus cantidades y rendimientos, con el objetivo de ajustar la compra al producto necesario.

Calidad: Joven señala que es esencial establecer con el cliente final la calidad del producto, pues de esta depende el valor del servicio, la satisfacción del cliente y la fidelización de proveedores.

Presupuesto: el valor del material, el cual no podrá ser superior al planificado, mejora la probabilidad de obtener y potenciar el beneficio económico. Aunque es una variable que plantea una disyuntiva entre económico y costoso, es necesario el análisis de todas las variables que condicionan la decisión, garantizando el cumplimiento de los requisitos establecidos por el cliente.

Programación de entrega: es importante resaltar que esta variable impacta en el flujo de caja del proyecto. Por ello, es necesario planificar con anticipación la fecha de la necesidad del material en obra para que el plan de la obra fluya como fue concebido.

Proveedores y garantías: esto permite generar confianza en el trabajo que se adelanta, pues se podrá transferir las garantías del material a su beneficiario final.

Para un proyecto exitoso es fundamental saber elegir el material a comprar, así mismo conocer el mercado y los proveedores.

El ingeniero precisó que los anteriores pasos están enmarcados en las buenas prácticas de Gestión de Proyectos entregadas por el Project Management Institute (PMI). Esto le asegura al cliente que su proyecto se construirá en el plazo que se ha pactado, con la calidad requerida, en la cantidad acordada y en el precio contratado.

Sostenibilidad ambiental, otra forma de optimizar la forma de materiales

Luis Felipe Lalinde, ingeniero civil y docente en la Universidad Pontificia de Medellín, explicó que la sostenibilidad ambiental, es otra de las formas que tiene el gremio de la construcción para optimizar la compra de materiales.

Lalinde manifestó que en la contratación pública privilegian a las empresas que demuestren prácticas ambientales en sus procesos de compra de materiales.

Entonces una empresa que realice una declaración ambiental, o que genere una certificación puede obtener una valoración en un proceso de compra.

Por lo tanto, el Ministerio de Ambiente y el Organismo de Certificación crearon normas que guardan relación directa e indirecta con el proceso de desarrollo de edificaciones sostenibles.

Según el Ministerio, con esto buscan brindar a los consumidores información verificable, precisa y no engañosa sobre los aspectos ambientales de los productos empleados para tal fin.

Entonces, las empresas encargadas de la producción de materias primas e insumos para la construcción deben contar con las ecoetiquetas que certifican el Sello Ambiental Colombiano.

“Grandes empresas productoras de nuestro país ya lo están haciendo. Qué bueno que poco a poco entendamos que esto tiene valor. Estas ecoetiquetas son voluntarias y se ajustan a unas normas técnicas colombianas”.

enfatizó el ingeniero

Lo anterior, optimiza recursos al usar materiales amigables con el medioambiente que están en el mercado local y tienen altos índices de calidad al no ser nocivos para la salud.

Características de un producto con sello ambiental colombiano

  • Hacen uso sostenible de los recursos que emplea (materia prima e insumos).
  • Utilizan materias primas que no son nocivas para el medioambiente.
  • Emplean procesos de producción que involucran menos energía o que hacen uso de fuentes de energía renovables.
  • Consideran aspectos de reciclaje, reutilización o biodegradabilidad.
  • Emplean tecnologías limpias o que generan menor impacto relativo sobre el ambiente.
  • Indican al consumidor la mejor forma para la disposición final.

Te puede interesar

Informalidad en la construcción cuesta cerca de medio billón de pesos anuales

La informalidad que aún existe en el suministro de algunos materiales de construcción y la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.