fbpx

Concreto ciclópeo

Por: Andrea Herrera

Ojo, maestros de la obra, si estás pensando en construcciones robustas, duraderas y con una base sólida, es hora de considerar el concreto ciclópeo. Esta joya de la construcción, que combina concreto simple con piedras, es una maravilla que no debe pasar desapercibida.

¿Qué es el concreto ciclópeo?

El concreto ciclópeo no es más que una fusión de concreto simple y piedras o bloques. Esta amalgama da como resultado un material no estructurado cuyo porcentaje se divide en un aproximado 60% de concreto simple y 40% de piedra. Pero, ¡cuidado! No es meter piedras y ya. Hay que considerar su tamaño, limpieza y, sobre todo, las especificaciones de cálculo para garantizar su eficiencia.

Características esenciales:

  • Tamaño de piedras entre 15cm y 30cm.
  • Piedras limpias y sin fracturas.
  • Distancia entre piedras y cubiertas/formaletas no menor a 10cm.

El concreto ciclópeo en acción: sus usos

Este material es protagonista en:

  • Cimentaciones: sobre todo en terrenos con compactación pobre. Actúa como un relleno sólido que aporta firmeza y seguridad.
  • Muros de contención: soporte y estabilidad garantizados.
  • Pisos rústicos: para esos ambientes campestres y naturales.

Pasos para una perfecta elaboración

Crear concreto ciclópeo es un arte, y aquí te damos la receta:

  • Dosificación de acuerdo al porcentaje de piedra: recuerda, si es un 30% de piedra, el concreto debe ser de f’c = 21 MPa, y para un 40%, f’c = 17.5 MPa.
  • Prepara tus piedras: sumerge las piedras en agua para asegurarte de que no absorban la humedad del concreto. ¡Que estén bien mojaditas!
  • Selección de piedras: opta por piedras redondas u ovaladas. Evita las planas y alargadas.
  • Colocación de las piedras: ¡Con delicadeza! No las lances, colócalas con amor para evitar burbujas en el concreto.
  • Terreno preparado: un buen solado con resistencia no menor a f´c = 7 MPa te garantizará un buen resultado.

Matemáticas en la construcción: cálculo del ciclópeo

Fórmula básica:

Vt (Volumen total) = L (longitud) x A (ancho) x H (altura)

Vt x 0.40 = Piedra

Vt x 0.60 = Concreto simple

Ejemplificando: Imagina una cimentación de 2.50 mts de longitud, 0.60 mts de ancho y 0.50 mts de altura. El volumen total sería 0.75 mts3. Por ende, para las piedras requerirías 0.30 mts3 y para el concreto 0.45 mts3.

¡Voilà! Ahora, con concreto ciclópeo en tu repertorio, las posibilidades son infinitas. ¡A construir se ha dicho, maestros de la obra! 🛠🪨🏗

Te puede interesar

Explorando el Futuro con Edificaciones de Madera en el Proyecto Build-in-Wood

La industria de la construcción está entrando en una nueva era con el desarrollo del …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido