Inicio / Así se hace / Comprobando el terreno paso a paso

Comprobando el terreno paso a paso

Una construcción de calidad requiere de una buena comprobación del terreno, pues si se hacen bien los procedimientos, usted podrá garantizar el éxito de la obra.

Por: Tatiana Bahamón Méndez y Alexander Peña Bernal 

Maestros y Contratistas, una de las cosas a las que ustedes se ven comprometidos es a garantizar un proyecto de construcción de calidad, es por ello que en esta entrega les compartiremos algunas operaciones básicas de comprobación del terreno para que usted después de la revisión de planos pueda llevar a cabo una buena ejecución en obra.

1. Delimitar el terreno

Para este paso usted necesitará una escuadra. La escuadra es una herramienta que le permitirá realizar ángulos rectos como por ejemplo en los rincones. Sus tamaños dependen del uso que se le quiera dar, analice el terreno y luego elija el que se amolde a su necesidad.

Nota: Se recomienda usar en la comprobación de las perpendiculares (ángulos de 90°).

Maestro y contratista, para tener exactitud en las medidas debe utilizar el Teorema de Pitágoras.

Antes de explicar el teorema, necesitamos recordar lo que es un triángulo rectángulo.

Según Santillana, un triángulo es rectángulo cuando uno de sus ángulos es recto, es decir, que es de 90°.

En el caso de un terreno, que generalmente será un rectángulo o un cuadrado, el ángulo recto es cualquiera de las esquinas por la que vayamos a empezar a delimitar. El terreno se formaría geométricamente de unir dos triángulos rectángulos iguales.

El Teorema de Pitágoras dice que: en todo triángulo rectángulo, el cuadrado la hipotenusa (el lado más largo, es decir, la diagonal) es igual a la suma de los cuadrados de los catetos, siendo: H: La hipotenusa (La diagonal del terreno) A y B: Los catetos (El lado corto y largo del terreno)

Para delimitar el terreno necesitamos conocer la longitud de su diagonal, es decir la hipotenusa, pues nos permitirá tener mayor exactitud en la medición. En la formula anterior despejamos el valor de H y tenemos que:

Ahora un ejemplo

Generalmente de un terreno conoceremos la medida de sus lados, que en el teorema se denominan “Catetos”, entonces supongamos que si el lado más corto mide 9m, el otro 10m, la operación sería:

Ahora con este valor debemos validar si las 4 esquinas demarcadas en el terreno son exactas, comprobando con una cuerda que tenga de longitud esos 13,4m

Nota: obtenidos los datos de la operación verifique que las dos diagonales tengan 13,4 de longitud.

Abrirle campo a la tecnología

El método que estamos viendo es el tradicional, utilizando herramientas manuales y cálculos en papel.

Recuerde que hoy en día ya contamos con diversas herramientas de medición electrónicas que pueden simplificar el tiempo y traer más exactitud a los proyectos.

Perímetro del terreno

Además de que es necesario demarcar el perímetro del terreno, este paso también nos va a ayudar a comprobar que tengamos una medición perfeceta.

La idea es unir las 4 esquinas del terreno, en las que hemos puesto las estacas, usando una cuerda para cerrar. Para hallar la cantidad de metraje de cuerda requerida, deberá hacer la suma de todos los lados y el resultado de esa operación será la cantidad que necesitará.

Tenga presente que esa sumatoria no está teniendo en cuenta la cantidad de cuerda que se consuma hacer nudo o enredar la cuerda de la estaca.

Nota: obtenidos los datos de la operación verifique que las dos diagonales tengan 13,4 de longitud.

2. Nivelar el terreno

Josefa le explica:

Nivelar es una operación mayor mente u sada en la construcción para determinar si existe un desnivel en una superficie o en un plano de referencia. Un instrumento de medición usado para esta operación es el Nivel de Mano en el que usted podrá verificar si está nivelado, teniendo en cuenta que cuando la burbuja de aire se encuentre situada en el centro de la marca, si lo está y si esa no es su ubicación, quiere decir que existe un desnivel.

Maestro y Contratista recuerde que para verificar que uno o varios elementos o estructuras, estén en posición vertical podrá realizar el procedimiento de aplomar.

¿Cómo se hace?

Disponga de una plomada y siga los siguientes pasos:

  1. Desenrolle la cuerda C de la nuez B.
  2. Apoye la nuez sobre la superficie del elemento a aplomar (pared, estaca, muro, etc.)
  3. Deslice la cuerda de modo que la pesa A descienda hasta la parte más baja del elemento sin tocar el suelo y deje que la pesa se balancee libremente. Cuanto mayor sea la distancia entre la nuez y la pesa, mayor será la precisión obtenida.
  4. Una vez que la pesa se detenga, observe su posición y compruebe el aplomado con la superficie o estructura.

Si el muro está inclinado eso quiere decir que está mal aplomado y, si por lo contrario está perfectamente vertical, eso indica que está bien aplomado.

Pasos para nivelar

A. Marque una altura que sea de referencia sobre una superficie, ya sea sobre muros o columnas; si no dispone de ninguna de las estructuras mencionadas, tendrá que clavar estacas para tomar puntos de referencia.

Nota: 1m respecto al nivel del piso es la medida usualmente usada.

B. Estabilice los niveles con la ayuda de una manguera transparente que contenga agua y que tenga un largo suficiente para que alcance los distintos puntos del muro del lugar.

Nota: Tenga en cuenta antes de marcar el área, que esta esté totalmente limpia de obstáculos.

C. Sujete un extremo de la manguera y con ayuda de otra persona, haga la medición del otro extremo.

D. Sujete ambos extremos y compruebe que el agua quede a la misma altura

E. Ponga un extremo de la manguera sobre la altura de referencia.

Nota: La altura de referencia la identificará cuando el agua ya esté estable.

Nivelar en muros construidos

Si usted va a nivelar y los muros ya están construidos, necesitará señalar un punto que sea de referencia que esté a un metro del nivel del piso y señalizar la altura en todos los lados del espacio.

Haga las cuentas para empezar la obra

Uno de los procedimientos importantes que usted no puede dejar pasar por alto, es hacer las siguientes cuentas:

  • Cantidad de material necesario; tenga en cuenta desde los bloques que necesitará hasta las fundas de cemento que verterá en la mezcla. Esto le ayudará evitar el desperdicio.
  • Cuánto personal requerirá para poder terminar el proyecto en el tiempo acordado con el cliente. Si esos datos los tiene claros, así mismo tendrá claro los costos del personal.

Verifique el trabajo realizado

Es importante que después de terminar la fase de construcción, revise que todo esté en su lugar y que los procedimientos los haya realizado correctamente. Para que realice una buena verificación, es recomendable que la haga en compañía de un Ingeniero o Arquitecto y que revisen la obra con los planos a la mano.

Te puede interesar

Paso a paso para la instalación de un adoquinado

Adoquín viene del árabe clásico dukkan y el árabe hispánico addukkín o addukkán. El término …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *