Freepik

Logre muros alineados y aplomados en 4 pasos

Para lograr que los muros queden verticales, bien posicionados y con un buen acabado, se requiere de cierta meticulosidad, por eso en esta entrega les compartimos el paso a paso para cumplir con ese objetivo.

Cuando hablamos de aplomar y alinear un muro en un proyecto constructivo, inmediatamente pensamos en las herramientas e instrumentos que resultan ser aliados en dichos procesos. Algunas de las herramientas más utilizadas en estos casos son:

Nivel de mano o de gota: es un instrumento de medición muy práctico que sirve para determinar la horizontalidad o verticalidad de un elemento. Este nunca puede faltar en su caja de herramientas.

Nivel láser: al igual que el nivel de mano es un instrumento de medición y ayuda a determinar nivelaciones ya sea de manera vertical u horizontal. Se usa mayormente en la topografía, pero hay quienes lo emplean para trazar los muros, definir la altura de cargue de pisos, etc.

Escantillón: es una regla vertical que al ser fijada al piso ayuda en el proceso de plomar y alinear.

Josefa le recuerda

PASO 1. Realice la modulación

Muchas veces en el proceso de construcción de muros de mampostería pasa que tienen que adaptar piezas a último momento porque las que tienen no se adecuan a lo que necesitan, lo cual no debería ocurrir. Es por eso que al realizar este tipo de trabajos se debe partir de la modulación, esta se hace desde el diseño porque en ella se especifica el ancho de los muros, anchos de vanos etc., para conseguir una coordinación dimensional que reduce el trabajo en el armado de las piezas y el montaje del muro.

Evite a toda costa recurrir a esas opciones por no contar con una modulación, pues esto hará que el trabajo quede con un mal aspecto.

PASO 2. Instalar primera hilada

Existen muchas maneras de realizar este procedimiento, una de ellas es: Ubicar los ladrillos, sin pega, hasta los extremos verificando la distribución y que la posición esté correcta con los ejes, pues esto ayudará a determinar cuántas unidades son necesarias, la forma y dimensiones que tendrán en las cabezas.

Muchas veces en la marcha salen piezas o cortes indeseables que le dan un mal acabado a la mampostería, para evitar eso este procedimiento es necesario.

Al identificar la primera hilada es importante marcar los vanos de las puertas, ventanas y el refuerzo de los elementos no estructurales o de confinamiento. También es necesario tener en cuenta todo tipo de instalaciones como pueden ser las eléctricas, hidráulicas, entre otras.

Cuando ya tenga definido el proceso para repartir la hilada, trace una referencia externa y con mortero que es la mezcla de cemento + arena + agua + aditivos, realice la instalación.

Las cabezas de la hilada deberá ponerlas de acuerdo con las piezas que se hayan determinado en la modulación.

Según la guía construcción autogestionada del SENA “Bloque Modular: proceso de construcción”, después de poner las hiladas se debe plomar por el parámetro hasta que termine la altura de la cabeza del muro. El lado del paramento es el lado limpio. (Ver figura 1)

Figura 1. Plomado de hiladas. Gráfico: El Editor.
Fuente: Guía construcción autogestionada del SENA. Bloque Modular: proceso de construcción.

Una vez haya pegado la primera hilada, coloque el nivel de mano a todos los elementos en sentido horizontal para verificar la nivelación.

PASO 3. Alineación

Una vez conformadas las hiladas y construida la cabeza de la hilada o los extremos de esta, se debe fijar todos los elementos.

Existen múltiples técnicas de fijación, una de ellas es a través del sistema de fijación con escantillón que es un proceso de plomado y alineación, se realizan dos labores a la vez.

Para ubicar el escantillón primero deberá fijar la hilada y luego hacer lo mismo con los escantillones, posteriormente se deberán aplomar y nivelar para que mantenga la verticalidad. Aquí puede hacer uso del nivelador de mano y de la plomada.

Cuando haya ubicado y fijado los escantillones, deberá repartir la altura de acuerdo con la modulación que obtuvo de cada una de las hiladas, incluyendo el grosor de la pega.

El proceso con el escantillón es un poco más demorado a comparación del fijador del hilo, pero da excelentes resultados.

PASO 4. Verificar la planitud y posición

Una vez haya terminado de construir el muro, ponga en sentido vertical, horizontal y diagonal una regla o boquillera para verificar que no tenga ángulos extraños o espacios indeseables.

Los muros se deben plomar por la cara de frente y por los costados, especialmente cuando van a tener esquina o se va a instalar ya sea una puerta o una ventana. Se debe verificar la parte lateral de manera que esta quede en perfectas condiciones.

Por último, aléjese del muro y observe con detenimiento cómo están los niveles y los plomos.

Maestros, maestras y contratistas, les recomendamos que al realizar este tipo de trabajos siempre utilice el debido equipo de protección personal y en el caso de trabajar en alturas, contar con el arnés y verificar que el andamio esté en óptimas condiciones.

Te puede interesar

Con Madetec Aqua Eco proteges la madera más fácil y rápido

Con Madetec Aqua Eco proteges la madera más fácil y rápido ¿Darle vida a la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *