Claves para elaborar un presupuesto en la construcción

En varias ocasiones hemos hablado sobre el presupuesto, sus características y cómo se elabora de manera general. En esta ocasión les compartiremos esos datos claves que tendrá que tener en cuenta para que el modelo de presupuesto contemple lo que se necesitará para la ejecución del proyecto.

El presupuesto al ser una herramienta técnica, en el caso de la construcción se refiere a aspectos especializados. En el presupuesto se referencia la información y los datos con los que podrá planificar, valorar, ejecutar y controlar un proyecto independientemente de su tipo.

Fases de un proyecto

Recordemos que una obra se lleva a cabo por etapas constructivas y se dividen en:

  • Obra negra: se llevan a cabo actividades como cimentaciones, excavaciones, fundiciones, etc.
  • Obra gris: se realiza la instalación de tuberías internas y externas, instalaciones eléctricas, etc.
  • Obra blanca: es la etapa final de la obra y en esta se debe entregar con sus respectivos acabados y ajustes solicitados ya sea por el cliente o el interventor.

Teniendo en cuenta lo anterior, los proyectos cuentan con diferentes fases para el desarrollo y ejecución de la obra. A continuación, las veremos en detalle.

Fase 1.

Corresponde a los estudios de factibilidad en cuanto a aspectos financieros, normativos, técnicos, legales, etc., que son indispensables para que un proyecto sea bien consolidado.

Fase 2.

En esta etapa se planifica lo que se va a realizar en la obra, eso involucra los costos y presupuestos.

Fase 3.

Concierne a las aprobaciones y licencias para llevar a cabo la obra.

Fase 4.

Siendo esta la última fase, aquí se ejecuta lo que están en los documentos (planos, costos, presupuestos).

Cada una de estas fases son fundamentales en la construcción de un presupuesto, pues si no tiene en cuenta todas las actividades que se realizan en cada fase, este documento no le otorgará información confiable.

Presupuesto general

www.maestros.com.co 24 contratistas En la elaboración del presupuesto general debe tener en cuenta:

  • Estudiar y tener total conocimiento del proyecto en planos y estudios técnicos.
  • Los costos directos e indirectos.
  • Realizar un presupuesto por capítulos. Se puede agrupar las actividades de acuerdo con el sistema de construcción, contratación y programación. Aquí se tiene en cuenta las unidades de medida, cantidades de obra, el precio unitario, su valor total que resultaría del producto de la cantidad de obra por el precio unitario y finalmente estaría el valor total del capítulo que corresponde a la suma de todas las actividades especificadas.
  • Definir las cantidades de obra. Por ejemplo: si se va a realizar una excavación, debe conocer cuál es la profundidad que tiene el terreno y en ese momento decidir cuántos metros cúbicos va a mover o a rellenar. Este es el resultado de la medida de las unidades de cada actividad.
  • Definir la lista de precio unitario. Es la estimación de costo directo que va a tener al realizar cada una de las actividades. Adicional al factor desperdicio, es importante que tenga en cuenta los cuatro tipos de recursos principales para definir el precio: materiales, maquinaria, herramienta y mano de obra.
  • Realizar un resumen de los precios unitarios. El resumen le va a proporcionar la información del proyecto en términos de costos para saber concretamente cuánto va a costar la obra.

Priorizar la lista de precios básicos

Esta lista debe contemplar los precios básicos de los materiales que se utilizaron o que se van a utilizar junto con su respectivo costo. También en caso de utilizar equipos de bombeo, subestaciones u otro tipo, se debe incluir el costo de dichos subcontratos que se hayan hecho para el suministro de estos.

En lo que concierne a mano de obra, se debe incluir el costo de los subcontratos que se realicen para la ejecución de determinada actividad.

Como un consejo en general le recomendamos que revise detalladamente lo que dicen los planos para no aislar ningún elemento tales como los constructivos, las instalaciones hidráulicas y sanitarias e instalaciones eléctricas, pues ese sería un grave error que pondría en aprietos la ejecución del proyecto.

Te puede interesar

El RETIE: más que un reglamento, una obligación de todos

Por Daniela Minorta Cuando se hacen trabajos de construcciones nuevas, remodelación o ampliación, los sistemas …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *