fbpx

10 Consejos para la limpieza segura de alcantarillas

Entender y corregir algunos de los errores más comunes de los operadores puede marcar una gran diferencia para mantener a los trabajadores seguros.

Cada año, los municipios deben limpiar y mantener de forma segura muchas millas de alcantarillado para eliminar obstrucciones y prevenir desbordamientos sanitarios, regulados por las entidades locales. Sin embargo, el uso de equipos de alta presión en alcantarillas subterráneas puede ser peligroso a menos que los operadores estén bien capacitados y comprendan completamente los riesgos.

1. Configura adecuadamente el área alrededor del camión de vacío de alcantarillado para garantizar la seguridad del operador en el tráfico de la calle.

Para comenzar la limpieza de alcantarillado, cuando estaciones el camión de vacío en medio de la calle, debes bloquear el tráfico para que pueda pasar de manera segura. Coloca conos de seguridad delante y detrás de la zona de trabajo y asegúrate de que las luces intermitentes de advertencia funcionen correctamente.

2. Mantén los niveles de ruido del equipo lo suficientemente bajos para escuchar el tráfico.

Revolucionar el motor del camión de alcantarillado y hacer funcionar la bomba de vacío puede generar mucho ruido. Mantenga las revoluciones por minuto lo suficientemente bajas para que los operadores puedan escuchar y evitar vehículos que se acerquen y conversar con sus compañeros según sea necesario.

Una forma de reducir las RPM del camión de vacío de alcantarillado durante el funcionamiento del motor es usar la aspiradora solo cuando sea necesario y permitir que el agua pase mientras los residuos permanecen.

Coloca la boquilla en la parte inferior del alcantarillado y deja que el agua corra a su alrededor. Los residuos permanecen para su aspiración según sea necesario. No es necesario que las RPM se mantengan continuamente altas.

Otro método es usar boquillas más eficientes, que permitan la limpieza de alcantarillado con agua de menor presión, reduciendo las RPM del motor.

3. Comprende cómo opera la pluma específica de tu camión de alcantarillado.

Existen diferencias en cómo cada fabricante de camiones de alcantarillado configura, despliega y extiende las plumas que controlan la manguera de vacío. Algunas se despliegan rápidamente, otras son articuladas y otras se extienden. Los operadores deben comprender estas diferencias antes de utilizar una pluma en el campo junto con sus compañeros de trabajo.

Debido a que puedes utilizar diferentes vehículos con diferentes miembros del equipo de un día para otro, es importante que comprendas el equipo de tu pluma. Por seguridad de todos, no apresures el trabajo, ya que la pluma puede causar lesiones si no se utiliza con pleno conocimiento y control.

4. Utiliza Equipos de Protección Personal (EPP) y practica una buena higiene.

Protege tus manos y pies con guantes y botas impermeables. Resguarda tus ojos con gafas protectoras o un protector facial. Por supuesto, protege tu cabeza con un casco para evitar lesiones causadas por el movimiento de la pluma o la caída de objetos.

Cuando limpias alcantarillas, los operadores expuestos a aguas residuales o desechos humanos pueden estar en mayor riesgo de enfermar por enfermedades transmitidas por el agua. Para reducir este riesgo y protegerse de enfermedades, los operadores deben lavarse las manos con agua y jabón inmediatamente después de limpiar alcantarillas antes de comer o beber. Evita tocarse la cara, boca, ojos y nariz mientras manipulas aguas residuales y cubre cualquier corte, herida o úlcera con vendajes limpios y secos.

Es recomendable vacunarse contra la hepatitis A y B y otras enfermedades contagiosas que podrían poner a los operadores en riesgo cuando están expuestos a aguas residuales o desechos humanos. También se recomiendan vacunas contra el tétanos, la polio y la fiebre tifoidea en estos entornos.

5. Abre primero la alcantarilla aguas arriba.

En los alcantarillados subterráneos, los operadores pueden correr el riesgo de inhalación tóxica. Las altas concentraciones de metano en áreas cerradas pueden representar peligros, ya que reducen la cantidad de oxígeno en el aire. La falta de oxígeno puede causar dolor de cabeza, náuseas, mareos e incluso pérdida de conocimiento.

Una de las primeras cosas que deben hacer los operadores es abrir la alcantarilla aguas arriba como precaución para permitir la entrada de aire limpio.

Por seguridad en la alcantarilla, lo primero que siempre debes hacer es abrir la alcantarilla aguas arriba. Eso permitirá que el sistema tome aire fresco. Por otro lado, si el aire se extrajera directamente de las casas.

6. Evita comenzar la hidrolimpieza fuera de una tubería.

Con la hidrolimpieza, las boquillas de limpieza de alcantarillas están diseñadas para dirigir agua a tasas de presión extremadamente altas. Para limpiezas típicas, una presión de 1,000-1,500 PSI es normal. Para eliminar una obstrucción, se pueden alcanzar presiones de hasta 5,000 PSI.

Las boquillas de limpieza de alcantarillas a presiones extremadamente altas deben utilizarse solo dentro de una tubería. Si se utiliza una boquilla fuera de una tubería, puede moverse como una manguera de incendios.

7. Utiliza una manguera con un factor de seguridad sólido para evitar rupturas.

Dado que las presiones de la manguera y la boquilla pueden ser tan altas, es importante utilizar una manguera lo suficientemente resistente para garantizar un uso seguro a lo largo del tiempo.

Existe el riesgo de pasar por alto la posibilidad de mangueras rotas. Sin embargo, la manguera se corta gradualmente al entrar y salir de la tubería. El tejido de nailon trenzado permanece, pero cada capa cortada reduce la resistencia de la manguera y la correspondiente PSI que se puede utilizar.

8. Tamaño adecuadamente la conexión de boquilla a manguera

Si la conexión de la boquilla a la manguera no tiene el tamaño adecuado, puede provocar un peligroso rebote de alta presión, donde la boquilla y la manguera pueden girar repentinamente y regresar hacia el operador.

Una forma de evitar esto es dimensionar adecuadamente la conexión de la boquilla a la manguera.

Como regla general, la distancia desde la punta de la boquilla hasta donde se conecta la manguera debe ser aproximadamente una vez y media el tamaño del diámetro de la tubería que estás limpiando. Al dimensionarlo de esta manera, puedes ayudar a prevenir que la boquilla gire y regrese hacia ti.

No deje que una boquilla se mueva libremente hacia arriba por la tubería.

Cada vez que dejas que una boquilla se mueva libremente por la línea, pierdes el control de la boquilla, y puede rebotar hacia ti. Para evitar esto, usa un deslizador de boquilla y mantén la boquilla bajo control.

9. Elige la boquilla adecuada para el trabajo para reducir la turbulencia y el desgaste.

Como es bien sabido en la industria, existen varias categorías de boquillas, calificadas según la eficiencia del agua desde el Nivel 1 (aproximadamente 30% de eficiencia), Nivel 2 (50-60% de eficiencia) hasta el Nivel 3 (75-98% de eficiencia).

Lo que diferencia a las boquillas de Nivel 3 más eficientes de otras categorías es la ingeniería de la mecánica de fluidos, similar a la aerodinámica de los autos de carrera o los cazas aéreos. En el caso de las boquillas de Nivel 3 el diseño de mecánica de fluidos de alto rendimiento deja poco espacio para pérdidas de potencia y turbulencias excesivas.

Al contener, controlar y dirigir de manera más efectiva el agua a alta presión con menos turbulencia, una boquilla de Nivel 3 puede ofrecer más potencia de limpieza a menor PSI. Esto elimina la necesidad de que los operadores compensen la falta de potencia de las boquillas de Nivel 1 o 2 aumentando la presión a PSI más altas durante el proceso de limpieza. En última instancia, menos PSI (con un mejor y más rápido resultado) hace que la limpieza de alcantarillas sea más segura, como se detalla en muchos de los consejos anteriores.

10. Lento y constante gana la carrera, y es más seguro para los operadores.

El error número uno de la mayoría de los operadores de limpieza de alcantarillas que los pone en riesgo es apresurarse durante el proceso.

La mayoría de los operadores hacen funcionar sus boquillas demasiado rápido. Apresurarse para limpiar más tramos de tubería es peligroso. Para limpiar de manera segura, mantén la boquilla lenta y constante y deja que haga su trabajo.

Tarde o temprano, los operadores encontrarán una obstrucción de raíces, grasa, depósitos minerales o hundimientos que obstruirán sus jets frontales. Entonces, ya no tendrán una herramienta de penetración, sino un ariete de demolición, una boquilla sin jets frontales que trata de abrirse paso a través de la obstrucción.

Siguiendo estos 10 consejos, se puede asegurar una limpieza segura de alcantarillas y mantener a los operadores protegidos en su trabajo durante muchos años.

La limpieza de alcantarillas es una tarea esencial para mantener el funcionamiento adecuado de las redes de saneamiento y prevenir problemas de salud pública.

Con la adopción de estas prácticas de seguridad, los operadores pueden asegurar que el mantenimiento de alcantarillas se realice de manera efectiva y sin poner en riesgo su integridad física. Mantener la seguridad y la eficiencia en esta labor es fundamental para proteger a los trabajadores y garantizar el adecuado funcionamiento del sistema de alcantarillado de las comunidades.

Te puede interesar

Problemas al Pintar y Sus Soluciones

La pintura es un arte que va más allá de aplicar colores a una superficie. …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido