fbpx

Consejos tributarios para contratistas de construcción

Como contratista independiente o dueño de una empresa de construcción, seguro estás familiarizado con los márgenes ajustados, el aumento de precios en los materiales y muchos otros desafíos diarios. En medio de manejar todas estas situaciones, es vital que no olvides un componente esencial de tu estrategia empresarial: los impuestos.

1. Estructura Empresarial

Lo primero que debes considerar es la estructura corporativa. Tener la estructura correcta facilitará tu plan de crecimiento y determinará los beneficios tributarios que recibirá tu empresa. No hay una solución única para todos.

Asegúrate de considerar las deducciones detalladas, ya que podrían hacer que un tipo de sociedad termine siendo más lucrativo que otro, de acuerdo a como estructures el negocio. Las leyes fiscales cambian cada año y pueden eliminar ciertas deducciones detalladas, así que siempre es recomendable consultar a un profesional de impuestos que esté al tanto de las leyes actuales. Recuerda, una buena planificación de impuestos no deja dinero sobre la mesa.

2. Contratación Responsable

Contratar a contratistas independientes o pagar a los trabajadores «por fuera de libro» es una preocupación constante para los propietarios. Esto puede afectar la precisión de los estados financieros de tu empresa al obtener financiamiento adicional o emprender un gran proyecto.

Además, si no configuras el sistema adecuado, incluido el perfil del empleado, puedes tener problemas tributarios relacionados con el empleo en el futuro, especialmente si hay una auditoría. Consulta siempre con tu contador o profesional de impuestos para asegurarte de cumplir con todas las leyes fiscales actuales relacionadas con los impuestos sobre empleados.

3. Registro Adecuado

Una área básica que todos los contratistas pueden abordar fácilmente es el registro y mantenimiento de registros. La forma en que registras y registras los gastos diarios de tu negocio puede marcar una gran diferencia en la cantidad de impuestos que pagarás cada año a nivel local y nacional.

Organiza tus registros durante todo el año para respaldar los gastos que planeas declarar. Muchos propietarios y contratistas ocupados no tienen tiempo para realizar un seguimiento de recibos y compras mientras están ocupados con la resolución de problemas diarios en el trabajo. Una forma popular de manejar los gastos comerciales es establecer cuentas con proveedores frecuentemente utilizados, quienes generalmente almacenan los recibos de tus compras durante varios años.

4. Beneficios de la Planificación de impuestos

Como contratista/pequeño empresario, la planificación fiscal de fin de año es una rutina sólida que debe considerarse para prepararse completamente para el nuevo año. Es el momento perfecto para evaluar la salud financiera de tu negocio. Para evitar la planificación de impuestos de última hora, es recomendable dedicar tiempo cada semana en tu horario para evaluar objetivamente tu negocio. Idealmente, desearás resumir el año anterior, analizar las lecciones aprendidas y determinar si tu negocio está creciendo, manteniéndose estable o declinando.

Trabajar con un asesor experto te permitirá descubrir nuevas formas de reducir tu tasa impositiva o disminuir la cantidad de ingresos gravables que declaras.

Con la orientación adecuada, puedes optimizar la carga impositiva de tu negocio y evitar errores costosos.

Te puede interesar

Daniel Ospina: emprendimiento y pasión en la plomería 

En el corazón de la zona cafetera de Colombia, Santa Rosa de Cabal, se encuentra …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido