El decálogo del contratista 10

La mejor forma de tener un excelente ambiente laboral es propender por la seguridad de su cuadrilla. En entrevista que varios líderes de cuadrillo hemos resumido el mejor actuar de un contratista en estos 10 consejos que le evitarán dolores de cabeza. 

1) Dotación al día 

Aunque puede parecer obvio que un trabajador de la construcción debe usar la ropa adecuada al realizar cualquier tipo de trabajo, muchos incidentes ocurren debido a la falta de dotación de protección. Como mínimo usar cascos rígidos, botas de seguridad y ropa de alta visibilidad en todo momento para ayudarlo a protegerse del peligro. Sin embargo, hay muchos otros tipos de prendas de seguridad en el mercado como máscaras respiratorias, gafas de seguridad, guantes de alto agarre y orejeras, de acuerdo al requerimiento de cada operación. 

2) Levante los objetos apropiadamente 

Los dolores y tensiones de espalda son los peores enemigos en la construcción. No solo pueden evitar que haga su trabajo bien, sino que puede ser extremadamente dolorosos e incómodos. Al levantar objetos pesados, asegúrese de doblar las rodillas siempre, evitando torcerse de lado a lado. Al levantar objetos, tenga en cuenta que una pierna esté colocada frente a la otra para darle una superficie más conectada a tierra y equilibrar su cuerpo. 

3) Administración del espacio y el tránsito del personal 

Los lugares de trabajo industriales y de construcción pueden estar constantemente transitados y tener varios obstáculos como material almacenado, maquinaria y equipos. Es importante que se tenga un cuidado especial para garantizar que las áreas donde las máquinas estén activas permanezcan libres de personas en todo momento de operación.  

4) Considere el clima y las condiciones ambientales 

En diferentes épocas del año, las condiciones climáticas pueden variar enormemente y, por lo tanto, es importante desconfiar de esto. Cuando opere maquinaria en pendientes en condiciones de clima húmedo y helado, tenga mucho cuidado y tiempo para realizar maniobras ya que las superficies pueden ser resbaladizas. 

5) Esté atento con el equipo de seguridad 

Como trabajador de la construcción, usted está expuesto a maquinaria con instalaciones eléctricas. Es importante que comprenda las precauciones de seguridad del equipo eléctrico antes de usarlo. Si está utilizando dispositivos portátiles como taladros, verifique que la fuente de alimentación esté provista de un interruptor de fuga a tierra y asegurándose de que no tengan contacto con el agua. 

6) Mantenga el área de trabajo ordenada 

Los accidentes y lesiones pueden ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento, sin embargo, pueden evitarse si el área en la que trabaja se mantiene ordenada. Asegúrese de que todos los cables, herramientas sueltas y equipos se muevan del área de trabajo cuando no estén en uso. Esto no solo le proporciona a usted mismo sino a otros trabajadores con un espacio de trabajo claro. Esto puede evitar que se tropiece con objetos u otros obstáculos que puedan estar en su camino. 

7) Tenga cuidado al subir y bajar de la maquinaria pesada 

Subir y bajar del equipo puede ser una tarea muy peligrosa si no se realiza de manera segura. Para evitar lesiones en este proceso, es importante asegurarse de usar guantes de alto agarre que le permitirán agarrar la maquinaria con mayor facilidad cuando se suba y se ponga en marcha. Si tiene acceso a asideros de mano y pie, use estos para maniobrar por la maquinaria pesada, si no tiene acceso a ellos, entonces una escalera de tijera también hará el trabajo. 

8) Asegúrese de que todo el personal esté entrenado y sea seguro trabajar en altura 

Es importante que todos los trabajadores estén certificados como expertos, con conocimientos, experiencia y capacidad física antes de realizar trabajos en altura. Se debe proporcionar capacitación a cualquier persona que no tenga experiencia, lo que se puede hacer in situ. 

9) Tenga a mano un botiquín de primeros auxilios 

Aunque algunas lesiones más graves necesitarán asistencia médica más avanzada, en la mayoría de los casos las lesiones como quemaduras leves, cortes y rasguños se pueden tratar con una caja de primeros auxilios. Es importante que tanto el supervisor del sitio como el contratista se aseguren de que los primeros auxilios estén siempre accesibles para los trabajadores.  

10) Entrenar y divulgar el protocolo de emergencia 

Una vez el personal conozca los riesgos a los que se expone en la obra o lugar de trabajo, es importante capacitar, divulgar y retroalimentar periódicamente el manual o guía para saber qué hacer en cada caso, esta actividad debe también apoyarse en por lo menos un simulacro, que refuerce las actividades de acción en momentos de emergencia.  

Te puede interesar

ALIÓN apoya la transformación digital y el crecimiento de sus clientes

Firme en su compromiso con la educación de sus clientes, con la generación de un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *