Haga de los primeros auxilios un salvavidas

¿Usted sabe cómo actuar cuando un compañero/a de cuadrilla por X o Y motivo sufre algún accidente? Es justamente en esos momentos donde se hace más que necesario contar con conocimientos de primeros auxilios, pues muchas veces se requieren de acciones que por pequeñas que sean, marcan la diferencia en la vida de esa persona.

Como lo hemos dicho en repetidas ocasiones, quienes trabajan en este sector son altamente vulnerables a los accidentes laborales; para este tipo de situaciones no hay mejor forma de estar preparado que contar con conocimientos básicos de primeros auxilios, pues así se podrá actuar con seguridad.

Lo primero que debemos saber es que no solo se trata de brindar la asistencia determinada persona en caso de un accidente, también abarca la prevención de estos. A continuación, le compartimos unos consejos prácticos que puede poner en práctica en casos puntuales.

Lesiones oculares

En una obra de construcción este tipo de riesgos son altamente probables que ocurran si no se cuenta con los EPP o si no se utilizan de manera adecuada. Según la Academia Americana de Oftalmología (American Academy of Ophthalmology), lo más importante que puede hacer para proteger su visión en el trabajo es usar siempre protección ocular adecuada. Esto puede evitar más del 90% de las lesiones oculares graves.

No obstante, si por algún motivo a uno de sus compañeros les llega a caer un elemento en uno de sus ojos, indíquele que mueva hacia arriba su esfera ocular para que la partícula se deslice hacia abajo y pueda sacarla con ayuda de un paño limpio en caso de no contar con una gasa estéril.

Si el elemento se encuentra incrustado, es importante que solicite ayuda médica y mientras llega, haga uso de una venda para disminuir la probabilidad de mover el ojo lesionado.

Laceraciones

Al manipular constantemente maquinaria y equipos que en muchas ocasiones tienen filo o de alta peligrosidad, está expuesto a sufrir heridas. Si estas son profundas es recomendable que se dirija al centro de salud más cercano y mientras llega, haga presión sobre ella evitando el sangrado.

Si son leves, con las manos libres de agentes contaminantes, lave la herida con agua y jabón no abrasivo mientras ejerce presión sobre la herida. Posteriormente, limpie con un producto antiséptico y cubra la herida con una venda.

Golpes de calor

Esto ocurre usualmente cuando la persona está expuesta a altas temperaturas. Como primera instancia, comuníquese con la línea de atención médica de su ciudad y solicite ayuda. Mientras llega el profesional, ubique a la persona afectada en un lugar con suficiente aire y si es posible, haga uso de compresas frías para bajarle la temperatura.

Estas son tan solo algunas situaciones, pues son muchos los accidentes a los que puede estar expuesto en su trabajo. Lo más importante que usted puede hacer por usted y por su cuadrilla es capacitarse en primeros auxilios y tener presente que ante cualquier eventualidad de este tipo, lo primero es solicitar ayuda de un profesional en salud.

Te puede interesar

El diseño de instalaciones hidrosanitarias y la normatividad van de la mano

Realizar un buen diseño de este tipo de redes se resume en cumplir con la …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *