David Hoyos, un maestro que demuestra su experiencia en el túnel de la línea

El 4 de septiembre Colombia celebró la inauguración del Túnel de la Línea, la megaobra que desde hace 11 años los colombianos añoraban poder transitar en algún momento. En esta entrega resaltamos la labor de uno de tantos trabajadores que hicieron posible este gran proyecto. Por: Tatiana Bahamón Méndez

Detrás de cada proyecto de construcción siempre hay grandes trabajadores que día a día dejan todo en la arena. Conocimos la historia de David Hoyos, un paisa que ha recorrido el país construyendo puentes, edificios, deslizados, centros comerciales, túneles, entre otros.

Fotografías: Cortesía David Hoyos

A una muy temprana edad tuvo su primer acercamiento a la construcción. Con 17 años tuvo su primera experiencia que a decir verdad no fue muy buena, según lo relató David, ese día sangraron sus manos y lo despidieron por no dar abasto con el trabajo, pues en ese entonces no contaban con la suficiente maquinaria por lo que debían recurrir a la fuerza bruta.

Aquella primera experiencia no resultó como él esperaba, pero ese no fue motivo para desistir, al poco tiempo empezó a trabajar con unos primos suyos, quienes le enseñaron a revocar y a realizar una que otra labor.

Aunque el panorama parecía que se estuviese tornando a su favor, el agotamiento físico y mental le jugó una mala pasada a este joven que apenas se estaba adentrando en el mundo de la construcción; las sustancias psicoactivas llegaron a su vida disfrazadas de una solución para tener mayor rendimiento en su trabajo, cosa que, por lo contrario, lo estaban llevando a tocar fondo.

El deporte cambia vidas

Después de 3 años de lucha constante, en las artes marciales David Hoyos encontró un refugio y un motivo para cambiar su vida, incluyendo los vicios. Durante 12 años estuvo entrenando arduamente hasta llegar a ser cinturón negro.

La natación ha sido otro de los deportes que lo ha acompañado por un largo tiempo. Estuvo en natación durante 8 años porque según él, “en la vida hay un deber social y es saber bailar y nadar” comentó entre risas.

“Al deporte le debo todo lo que yo soy, si no fuera por él, no estaría hoy aquí contando mi historia”.

Un trabajo para toda la vida

Después de trabajar durante meses en obras como ayudante, en el 78 cuando tenía 18 años se le presentó la oportunidad de vincularse a una gran compañía, se trataba nada más ni nada menos que de la Constructora Conconcreto. Empezó a trabajar como ayudante y al mes empezó a parar columnas, encofrar lozas, tallar el concreto hasta llegar a liderar una cuadrilla para manejar los encofrados de loza.

Con el apoyo de la compañía logró capacitarse, obteniendo el título de técnico constructor y su matrícula profesional.

Su primer proyecto fue en una obra en la ciudad de Medellín que se llamó el Remanso y desde ese entonces su ingenio y trabajo no ha parado. En proyectos de túneles trabajó por 10 años de los cuales 6 fueron con el Túnel 6, 7, 8 y 9, del corredor Loboguerrero – Cisneros y 4 en el gran Túnel de la Línea.

El túnel de la línea, más que un proyecto

Fotografías: Cortesía David Hoyos

El trabajar en el proyecto del Túnel de Línea para David Hoyos ha sido una de sus grandes experiencias, pues fueron 4 años en los que adquirió nuevos aprendizajes, conoció grandes compañeros y al ser este un proyecto que los colombianos esperaban con ansias, significó un gran reto. Su trabajo consistía en hacer los procesos de revestimientos y otras tareas que le fueran designadas, primero en el túnel piloto y luego en el principal.

A las 6 de la mañana iniciaba la jornada laboral de David durante la ejecución de este proyecto, destinaba 5 minutos de su tiempo para hablar con los demás trabajadores y antes de empezar a trabajar, entre todos hacían una oración de agradecimiento.

Posteriormente se distribuían los trabajadores a las labores que se debían ejecutar, se solicitaba el material según la necesidad y finalmente todos se encaminaban a cumplir con el deber. Así ocurría todo durante los 25 días que trabajaban y los 5 días restantes descansaban.

Durante la ejecución de este proyecto aprendió sobre un sistema muy innovador, sobre el uso y la función de la formaleta hidráulica, la impermeabilización que se le hace al terreno, el lanzado del concreto, el amarre del hierro, entre otras cosas más. “También pasé por momentos difíciles, pues, aunque Conconcreto nos capacitó en cuanto al manejo de materiales, herramientas y nos brindaron las debidas inducciones antes de entrar al túnel, cuando había exceso de contaminación por falta de aire, aun teniendo la mascarilla me tocaba salir corriendo del túnel junto con mis compañeros” agregó el maestro Hoyos.

Fotografías: Cortesía David Hoyos

Para este paisa a quien no le ha quedado nada grande, cuando empezó a trabajar en esta megaobra su principal reto era que a partir de su trabajo y de los procesos que ejecutaba, se pudiera sacar adelante el proyecto venciendo todos los obstáculos habidos y por haber. En definitiva, fue una gran experiencia.

Una historia sin despedida

Actualmente el maestro David Hoyos continúa trabajando con la Constructora Conconcreto, compañía con quien ha trabajado alrededor de 42 años y aquella a la que le agradece el hecho de hacerlo participe de muchas obras que lo han llenado de experiencia, “uno mismo se da la estabilidad. Si uno es un buen trabajador y da buen rendimiento, tiene su puesto asegurado” señaló David Hoyos.

Aunque son muchos los años que lleva laborando en el sector constructor, para este paisa a quien le cuesta quedarse quieto, su despedida no está cerca, pues asegura que aún guarda mucha energía para sacar adelante muchas proyectos más.

“Mientras tenga fuerza, seguiré adelante porque aún hay camino por recorrer. En la vida uno tiene que tener metas y hay que luchar por ellas” Concluye el maestro.

Te puede interesar

Un 2021 más ferretero

El 2021 llegó cargado de herramientas digitales para el sector ferretero, por eso te invitamos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *