Los NO negociables al instalar revestimientos de gran formato

Por Daniela Minorta

Los revestimientos de gran formato han revolucionado la manera en que se visten las paredes y pisos de hogares, empresas y cualquier espacio en el que se desee instalar estas grandes piezas. Son versátiles y resistentes, por lo que encajan en interiores y exteriores.

La diversidad en estilo también ha hecho del revestimiento a gran escala una opción para innovar espacios, y al ser de grandes dimensiones, funcionan para agrandar espacios visualmente, a diferencias de las tradicionales baldosas de menor tamaño.

Por su escala a gran dimensión, estos revestimientos permiten al maestro hacer un trabajo más limpio y con menos juntas, sin embargo, hay detalles importantes que ustedes maestras y maestros, deben considerar para realizar una buena instalación.

A diferencia de hoy, hace 20 años las baldosas se sumergían en agua para que los poros de las baldosas absorbieran el agua, y el cemento no se secara sin pegarse bien al material. Hoy no sucede así, y eso es gracias a la evolución del sector construcción y su constante inquietud de mejorar los sistemas y formas de trabajo.

Las baldosas han cambiado no solo de tamaño (de 30 x 30 a más de 60 cm) también la calidad del material. Las baldosas tipo cerámicas suelen tener poros abiertos que se humedecen más rápidamente, y baldosas tipo porcelanato que tienen más resistencia al agua.

 Técnicas para grandes formatos

La instalación en baldosas comunes es la misma si se compara con las de gran escala, sin embargo, hay detalles que pueden variar:

  • Un punto clave es el pegamento. Según la marca, varía la dosificación. Revisen siempre la ficha técnica de cada fabricante.
  • La medida exacta del pegante es cuando queda una consistencia pastosa, para que al esparcirse y colocar la baldosa, se adhiera perfectamente.
  • Cuando se aplica el pegamento, y se procede a pasar la llana, esta debe pasarse a 45 grados de profundidad, es decir, superficialmente.
  • Recuerden que en piezas de gran formato (80cm x 80cm o más), se debe hacer un doble encolado para asegurar su adherencia a la superficie.

Otras consideraciones

  • Al inicio de un revestimiento se debe verificar la orientación de la baldosa y cuál sería su mejor forma de pegarla (horizontal o vertical).
  • Si la pieza a instalar es mayormente larga y poco ancha, lo ideal es pegarla en horizontal, o estilo espina de pescado, así evitan menos juntas y cortes de baldosas.  
  • Entre más grandes son las piezas de revestimiento, puede que tengan alabeos por defecto. Por eso la importancia de utilizar niveladores.
  • Los niveladores tipo cuña son ideales para grandes piezas. Se retiran después de las 24 horas de su instalación, tiempo suficiente para un correcto fraguado.Ilustrar nivelador tipo cuña
  • Las crucetas son un material plástico que permite separar las baldosas 2mm entre una y otra, de manera que queden todas con la misma distancia.

Una obra entregada lista para habitarla es lo que realmente indica el profesionalismo al momento de hacer un revestimiento.

Lo que NO debe hacer un buen instalador o instaladora

  1. Algunas viejas técnicas sugieren colocar pegamento en la superficie en 5 puntos, es decir, en las esquinas de donde se coloca la baldosa, y en su punto medio. Esto es un error ya que la baldosa queda con aire y en cuanto reciba peso, puede romperse.
  2. Esparcir pegante con el palustre y con la misma herramienta hacer líneas que simulen la llana dentada. Esta práctica a falta de materiales no se debe hacer porque se aplica pegante de más y al no ser una llana dentada, queda cámaras de aire en la baldosa.

Te puede interesar

Constructor busca aportar al futuro del país capacitando a más de 500 jóvenes

Con el objetivo de aunar esfuerzos por aumentar la empleabilidad y reducir los índices de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *