Ventilación, un elemento esencial en cualquier espacio.

Por Daniela Minorta

En la construcción de una obra es necesario guardar lugar para la ventilación, pues esta garantizará un lugar fresco e iluminación natural durante el día, lo cual ayuda a ahorrar en consumo de luz.

Además, la ventilación permite a largo plazo mantener las propiedades de los materiales en un mejor estado. Sin ventilación en un espacio, se atenta a la salud de las personas y podría generar patologías en las estructuras al no haber circulación de aire.

Es importante que todo maestro, maestra y contratista haga saber la importancia de la ventilación a su cliente, no solo por cuestiones de iluminación y aire fresco, sino porque esto permite que el vapor de agua no se convierta en problemas de humedad en sus techos y paredes, entre otros problemas.

Problemas por la NO ventilación

Hay casos en los que si el cliente vive en un apartamento, y se genera una mancha es por humedad y esto puede ser porque hay pocas ventanas y el aire no circula correctamente. Es necesario que, como dice la palabra: circule el aire. Que pueda entrar y salir y abarque todo el espacio.

Cuando no hay ningún tipo de ventilación se enferman los espacios y por ende, las personas. Las humedades acarrean hongos y bacterias que en humanos pueden producir enfermedades.  En las cocinas sin ventanas, el vapor de la comida también se adhiere a las superficies.

Cuando un vidrio ‘llora’ agua, es porque el aire es muy frío y la temperatura entre más fría es, menos retiene la humedad. Sin embargo, cuando esto se vuelve costumbre puede generarse bacterias y hongos. 

Otro problema es cuando se hacen residencias sin patios, porque ello dificulta:

  • El ingreso del aire a los espacios de la vivienda por falta de ventanas o porque no se abren.
  • Si las viviendas son mayores a dos pisos, se vuelve una especie de túnel por el cual es difícil que el aire circule por todos los espacios.
  • Por la cocción de la comida se produce aire caliente, ese aire húmedo caliente asciende por las escaleras, mientras que el aire fresco del ambiente queda en el primer piso.

¿Cuánto aire se necesita?

Un espacio habitable debe contar con buena ventilación para determinar eso el lugar debe tener ciertos datos promedio:
1.  Circulación de viento de 0,25 metros por segundo de velocidad durante cuatro a 6 horas al día, para que un espacio se considere fresco. Esta velocidad es casi imperceptible, es decir, muy suave.
2. La temperatura rango para un espacio confortable varía de 18°C a 23°c.

 3. La humedad relativa normal en un lugar debe ser de 40% a 60% y esto depende de la zona o la ciudad en la que vive (tierra caliente o fría).

Las mediciones sobre ventilación se pueden hacer con un anemómetro, un instrumento meteorológico que permite medir si un espacio tiene buen ingreso y salida de aire. También sirve para medir el gas.

Una vivienda saludable tiene ventanas. El aire es vida, debe circular para extraer el contaminado y penetrar aire fresco.

«Recuerde…
A través de los ductos se
puede colocar rejillas.
También puede
considerar la opción de
extractores eléctricos
que al encender la luz
del baño haga su
función de extraer los
gases y vapores de
agua.»

Para una buena iluminación con aire circulante se debe considerar:

  • Hacer varias ventanas en los espacios de la vivienda.
  • En casas de más de un piso, se pueden hacer claraboyas en el techo, con el objetivo de permitir luz y extraer el vapor de agua acumulado, así mismo permitir ventilación.

Según la Norma Técnica Colombiana, se debe hacer ventanas fijas de respiración, es decir, que siempre permitan la circulación de aire a través de rejillas. Estas líneas continuas de aire se hacen en la parte superior o baja de una ventana.

Te puede interesar

Evitar daños de las construcciones en temporada de lluvia

De acuerdo con el IDEAM se estima que la temporada de lluvias en Colombia para …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *