Maestro que no lo ahogue el “Gota a gota”

Maestro que no lo ahogue el “gota a gota”

Mucho ojo con los prestamistas informales o “gota a gota” las entidades piratas y pirámides, ya que estas opciones económicas, aparentemente buenas, en vez de ayudarlo empeoran su situación financiera.

Recurrir a un prestamista informal o “gota a gota” es una opción a la que muchos en alguna ocasión han tenido que recurrir, esto al necesitar de manera urgente dinero para cubrir determinada necesidad o emergencia en un contrato que se le colgo.

Conseguir un préstamo de este tipo, es sencillo, son ciertas personas que ofrecen dicha modalidad, por lo que lo difícil no es conseguir el préstamo, lo complicado y muchas veces tormentoso es saldar la deuda.

Su obligación va creciendo hasta el punto que usted se ve alcanzado y en muchos casos ahogado por el “gota a gota”, que puede llegar a manejar intereses superiores del 15% o 20% mensuales.

Para no ir tan lejos…

Usted solicita un préstamo a un mes de 100 mil pesos, la cuota diaria le queda en: 5 mil pesos, eso quiere decir que terminaría pagando 150 mil pesos, y si por una u otra razón se atrasa en la cuota diaria, se verá en la obligación de pagar interés sobre interés, una bola de nieve que una vez empieza a rodar se niega a parar.

Prestamos “gota a gota”: dinero rápido, sin garantías ni avales, a devolver en cuotas muy pequeñas, pero intereses altísimos, generalmente imposibles de cubrir.

Esta modalidad de préstamos populares, han funcionado por décadas en Colombia, la estrategia publicitaria más usada es el voz a voz, y según reportes como el expuesto por www.bbc.com en octubre de 2016, titulado “Qué son los préstamos “gota a gota” que grupos criminales de Colombia exportan al resto de América Latina”, países como: Argentina, Bolivia, Perú, Guatemala y Honduras, vienen sumando víctimas de esta modalidad de préstamos. Señala el portal www.finanzaspersonales.com.co que en la Encuesta de mercado de crédito informal en Colombia, el crédito informal sigue siendo una de las formas de financiamiento en las familias de estratos 1, 2 y 3, ya que de los 6,8 millones personas endeudadas entrevistadas, el 83% admitió haber adquirido un préstamo por medio de familiares, amigos, vecinos, casas de empeño o “gota a gota” teniendo este último, una participación del 25% de personas endeudadas.

Para los prestamistas informales, también llamados ‘agiotistas’, ‘goteros’ o ‘pagadiarios’, lo rentable de su negocio es retener a quienes en medio de una emergencia acudieron a sus servicios generalmente ventajosos, por lo que será común que “extiendan el plazo de pago” o le facilitan más dinero.

Peligrosos métodos de cobranza

Además de pagar altísimos intereses a los prestamistas, quienes han optado por estos préstamos se arriesgan a ser víctimas de peligrosos métodos de cobranza, desde verse en la obligación de entregar inmuebles, pasando por tener que enfrentar constantes amenazas e intimidados, e incluso perder la vida.

La recomendación, evitar siempre este tipo de préstamo

Y sí ya hace parte de uno de estos riesgosos préstamos, lo aconsejable es que busque la manera de cancelar la totalidad de la deuda, estás son algunas opciones: solicitar un crédito a una entidad financiera donde pueda obtener una tasa de interés más baja, o tal vez un préstamo familiar o buscar vender un activo para salir de esa deuda, el objetivo no hacer de lo que se creía era una solución, un verdadero tormento y perdida de la tranquilidad de usted y su familia.

 

Te puede interesar

Leyendo estados financieros como todo un maestro

Ya desde el año pasado venimos desarrollando esta sección llamada “Emprendedores” con la que buscamos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *