Inicio / Buenas prácticas / Consejos para escoger el cable que conducirá la electricidad en su obra

Consejos para escoger el cable que conducirá la electricidad en su obra

Por: Sebastián Aguirre

De la calidad del cable elegido dependerá la calidad del trabajo que usted entregue, por eso no deje esta elección a asuntos de costos o azar .

La elección del elemento que transportará la energía eléctrica en su proyecto constructivo es clave para garantizar que en este se generen las menores pérdidas de potencia posibles en el caso de los cables de energía, o con las menores alteraciones en la codificación de la señal enviada en los cables de transmisión de datos o comunicaciones, señala Hernando Romero, líder de Investigación y Proyectos de la firma Proeléctricos.

Por esta razón, Pastor Gamboa, presidente del Comité de Fomento Educativo del Consejo Nacional de Técnicos Electricistas (CONTE), indica que al elegir este material hay que ceñirse a las normas y los diseños establecidos según el tipo de proyecto que se esté desarrollando, ya que esto definirá el tipo de cable a utilizar, su calibre o grosor, el tipo de aislamiento y unas condiciones especiales que se deben cumplir de acuerdo con el lugar en que será instalado, si es una zona donde hay combustibles inflamables, áreas hospitalarias, minas subterráneas o lugares donde hay altas concentraciones de personas.

¿Cómo se clasifican?

Hernando Romero explica que los cables se clasifican de la siguiente manera:

A.Por su función:

  • Cables para el transporte de energía.
  • Cables de control y para transmisión de señales codificadas.

B. Por su tensión de servicio:

  • De muy baja tensión (menos de 50 V.)
  • Baja tensión (más de 50 V y hasta 1 kV.)
  • Media tensión (más de 1 kV. y hasta 35 kV.)
  • Alta tensión (más de 35 kV y hasta 150 kV.)
  • Muy alta tensión (por encima de 150 kV.)

C. Por la naturaleza de sus componentes:

  • Con conductores de cobre o aluminio.
  • Aislados con plástico, goma o papel impregnado.
  • Armados, apantallados, etc.

El conductor

Hernando Romero cuenta que estos elementos metálicos de cobre o aluminio, transportan la corriente de un extremo a otro del cable.

Los cables y alambres que recomienda utilizar en redes locales, instalaciones de alumbrado, tomacorrientes y acometidas, deberán ser de cobre electrolítico 99 de pureza (con ajustes de intensidad también pueden ser de aluminio), temple suave y aislamiento termoplástico para 600V.

El aislamiento

En palabras de Hernando Romero, este se usa para impedir el paso de la corriente eléctrica cuando se aplica una diferencia de potencial entre dos puntos de este. “Su función es evitar contactos involuntarios con partes energizadas del cable y encerrar la corriente eléctrica en el conductor”. A veces por la operación, por el ambiente, por envejecimiento u otras causas la aislación se degrada con rapidez hasta el punto que puede llegar a fallar, dándole valor a su correcta escogencia.

Los materiales de aislamiento más usados son el PVC, el Polietileno Termoplástico y el Polietileno Reticulado.

El PVC es utilizado de forma masiva para la mayoría de los cables de uso domiciliario e industrial en baja tensión. El Polietileno reticulado es termoestable (una vez reticulado no se ablanda con el calor) y se lo utiliza en la construcción de cables de baja, media y alta tensión. La ausencia de halógenos en su composición hace que los gases, producto de su eventual combustión no sean corrosivos.

¿Qué dice el RETIE?

El RETIE determina una norma o configuración de colores para los conductores y así poder proteger a las personas. Se usan diferentes colores para determinar cuál de los diferentes conductores usados en una instalación eléctrica porta la corriente para tener todos los cuidados necesarios y para la conexión correcta de los diferentes conductores, pues de no ser así se pueden confundir los conductores y al final se podría estar empalmando una fase con una tierra, por ejemplo.

¿Cobre o aluminio?

La mayoría de los cables disponibles en el mercado colombiano para edificaciones tipo vivienda, industria y comercio, están hechos de cobre o aluminio, comenta Pastor Gamboa; también los hay estañados, pero estos son más dirigidos a generadores eléctricos y motores de alta potencia.

En las instalaciones internas predomina el cobre, ya que brinda mayor seguridad que el aluminio, también por su alta conductividad de energía y porque no se corroe con facilidad en ambientes húmedos o en presencia de líquidos y gases corrosivos. Son más costosos que los de aluminio y este ha sido un factor de alto impacto en los costos de los proyectos, ya que por ejemplo, señala Pastor Gamboa, en 2018 su precio internacional ha variado hasta tres veces -en una ocasión, incluso, con un alza del 10%-, afectando los presupuestos de los maestros de obra, a quienes la mayoría de las veces les toca firmar un documento donde se especifica que no hay derecho a incrementos por situaciones como esta.

El aluminio, por su parte, es para instalaciones externas, en especial redes aéreas, ya que allí es difícil que presente corrosión. Hay una excepción: los cables en aluminio de la serie 8.000 que está autorizado para instalaciones internas.

Te puede interesar

Duratex Colombia lanza su colección de laminados Sincrony 2019/2020 Armonía y Trascendencia.

Cortesía: Duratex Inspirada en el Homo Tecnologicus, en el esplendor de la naturaleza y su …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *