Fotografía: Freepik

Instalación de un piso laminado en 4 pasos

Los pisos laminados resultan ser muy apetecidos por los clientes gracias a su facilidad de instalación y el aspecto estético que les da a los espacios. Al realizar este tipo de trabajos, su reto estará en realizar una correcta instalación, pues de ella dependerá el resultado final.

En esta oportunidad les traemos unas pautas para que usted pueda realizar una instalación de pisos laminados de la mejor manera. Antes de iniciar con el proceso, es importante resaltar que un piso laminado es una mezcla de madera natural y existen muchos tipos, la elección de ellos dependerá de las necesidades que tenga el cliente y las características del lugar en donde va a ser instalado.

Algo que debe tener en cuenta es que los pisos laminados deben cumplir con una serie de requisitos mínimos establecidos en la norma 13339, en la cual se establecen las especificaciones y métodos de ensayo para propiedades como resistencia a la abrasión, resistencia al impacto, resistencia al rayado, resistencia a las manchas, resistencia al cambio de color y a las quemaduras de cigarrillos.

A continuación, enlistaremos los materiales, elementos de seguridad y las herramientas que podrá necesitar para realizar la instalación del piso que haya elegido el cliente.

Materiales y elementos de seguridad

  • Guantes, rodilleras y gatas.
  • Piso según requerimiento.
  • Zócalo, molduras, transiciones y dilatadores según sea el caso.
  • Tacos espaciadores y barreta.
  • Barrera de humedad: plástico de polietileno.
  • Aislante de ruido: espuma expandida (tipo Yumbolon). • Pegantes para ensamble y anclaje (opcional).

Herramientas

  • Flexómetro.
  • Falsa escuadra.
  • Reglas.
  • Nivel.
  • Higrómetros.
  • Sierra circular, ingletadora y guillotina para corte de láminas.
  • Taladro y brocas adecuadas.
  • Un martillo, una palanqueta y un taco de impacto para colocar el suelo en su sitio con un clic.

Paso 1. Localización y replanteo

Observe y revise detenidamente el lugar donde se va a ejecutar la obra, puede utilizar instrumentos de precisión tales como un micrómetro. Este procedimiento le ayudará a tener mayor seguridad de que la superficie está apta para la instalación del piso.

Paso 2. Planificación

Para realizar la instalación de pisos en una obra necesitará de un estudio y una planificación, la cual debe concretar con una orden de trabajo que indicará los pasos que hay que seguir durante la instalación.

Puede que no en todas las áreas a trabajar se requiera el mismo piso y la misma técnica de instalación, es por ello que contar con una orden de trabajo se hace más que necesario para iniciar la instalación.

Paso 3. Preparar el espacio

Antes de empezar con la instalación, el espacio en donde se realizará el procedimiento deberá estar libre de cualquier riesgo de agua, humedad, residuos de obra y arena.

En cuanto a las pruebas de instalaciones de abastecimiento y evaluación de agua, electricidad, aire acondicionado, etc., deberán realizarse antes de iniciar los trabajos de colocación del piso.

Paso 4. Instalación

Los pisos laminados se unen mediante los sistemas clic, megaloc (sellador de roscas) o encoladas entre sí por medio de un machihembre en los cuatro costados de cada tablón para garantizar un ensamble perfecto y resistente.

El piso funciona como una unidad monolítica (una sola pieza) puesto que no va adherido a ninguna superficie y debe conservar un espacio perimetral de 8 a 10mm con respecto a los muros, para permitir su dilatación y contracción.

Instalación de contrapiso

Al tratarse de un piso laminado, este será flotante y va a estar en contacto con una placa o con un sitio que puede generar humedad, por lo cual se requiere de un contrapiso que está compuesto por un plástico de polietileno en promedio de un calibre de 4mm que evitará una posible migración de la humedad.

Para instalarlo, desenrolle el polietileno en la misma dirección que se va a instalar el piso de madera, unas pocas pulgadas hacia arriba de la pared, algunos vienen con autoadhesivo para unir. No se recomienda el traslapo.

Colocación del piso laminado

Teniendo ya el contrapiso instalado, verifique que las piezas que vaya a instalar lleven una secuencia, esa secuencia de instalación de acuerdo con el área longitudinal, debe tener un espacio que no debe ser inferior a 40cm, pues así podrá intercalarlas y darles la forma deseada.

No es recomendable instalar dos láminas del mismo tamaño de manera igual, pues no le garantizará que tenga una buena estabilidad.

Antes de iniciar la instalación verifique el ancho y largo. La última tabla del ensamble a lo largo no debe ser inferior a 40cm, pero en caso de que lo sea, recorte la primera pieza. A continuación, lo ilustraremos (ver gráfica 1).

Nota: Existen varios diseños y formas para la instalación, estas pueden ser definidas por el cliente de acuerdo con lo que requiera.

Existen varios diseños y formas para la instalación, estas pueden ser definidas por el cliente de acuerdo con lo que requiera.

Instalación del piso

Un piso normalmente es más atractivo si se instala paralelo a los rayos del sol cuando entra por una ventana. Si la habitación o el espacio es bastante amplio, los pisos deben instalarse en la dirección longitudinal.

Puede comenzar a instalar el piso como prefiera, a partir de una esquina o desde el centro. Así mismo, podrá trabajar ya sea de izquierda a derecha o de derecha a izquierda. (ver gráfica 2).

Corte la base de la puerta para asegurar el cerramiento de esta una vez esté instalado el piso. Para ello, coloque una tableta del piso con el balance hacia arriba y utilícela como soporte del serrucho para obtener la altura correcta. A continuación, lo ilustraremos (ver gráfica 3).

Mida el ancho de la habitación (transversal a la dirección en la cual los pisos serán instalados). Calcule el ancho de la última fila del piso. Si la última fila es de menos de 8 cm de ancho, se deberá suavizar esta diferencia, haciendo las primeras filas más angostas. Esto significa más cortes, pero da un resultado más estético.

Coloque la primera fila de piso con la ranura del machihembrado contra la pared, teniendo en cuenta los espaciadores (cuñas) entre el tablero laminado y la pared. Dejar una holgura de 8 a 10mm alrededor de todas las paredes, dejando 50cm entre espaciador. Esto es necesario debido a que los cambios climáticos hacen que el piso se mueva y tenga un efecto de dilatación y contracción.

En la instalación de la primera fila puede ser necesario cortar una tableta, el sobrante de este utilícelo como el primero de la segunda fila. Tenga cuidado con las tres primeras filas, si las instala rectas y niveladas, el resto del trabajo será fácil. (ver gráfica 4).

Tenga presente que la distancia entre las juntas transversales debe ser idealmente de mínimo 40cm.

El resultado ideal es alcanzado cuando las tabletas son instaladas con las uniones transversales alineadas a lo largo de la habitación.

Finalmente, calcule la línea final, como la última fila debe tener un ancho mínimo de 8cm, mida el ancho de la habitación y calcule el número de las filas con base en el ancho de cada tableta. Este cálculo muestra que, si el ancho de la última fila es menor a 8cm, la primera fila se debe ajustar cortándola en el lado ranurado.

¡A La Obra Maestros!

Te puede interesar

Equidad de género en la construcción, ¿cómo vamos?

Por: Tatiana Bahamón Méndez El sector de la construcción se encuentra constantemente en evolución y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *