Inicio / El recomendado / Luis Olarte, soldador de corazón

Luis Olarte, soldador de corazón

Luis Olarte hijo de madre Boyacense y padre Santandereano, pero nacido en Bogotá, hoy nos comparte su historia como soldador y profesional de la industria de la construcción.  

¿Soldadura? 

 

Su inicio en la soldadura le llegó de a poco, “mi vida laboral empezó trabajando en de todo, restaurantes, trabajé aquí, allá, ya después por un amigo empecé a trabajar en la ferretería, hace más o menos 15 años” cuenta Olarte, fue ayudante de bodega, ayudante de camión, luego empezó a trabajar en dobladoras, allí aprendió algunas técnicas como el corte, el doblez, el oxicorteY ahí vi por primera vez la soldadura, aunque no se trabajaba de manera industrial, ahí fue donde me causó interés y pues aprendí todo muy empíricamente”. Puntualiza. 

Su ascenso continuó, entró a trabajar en empresas más industriales en Fontibón, “Allá aprendí a hacer tanques, a rolar y otra serie de cosas que salían, tráileres, volcos”, al ser empresas que ya cuentan con un método de trabajo que siempre ha funcionado, las personas que llegan aprenden a trabajar de esta manera.  

Capacitarse, capacitarse. 

Pero la visión de Luis era otra, él perseveraba a más.

“Yo quería ganar más plata, otras empresas me pedían estar certificado, más papeles, entonces me puse a averiguar, y así fue como hace 5 años llegué a Lincoln Electric”. Recuerda Olarte. 

Allí aprendió y se certificó, mejoró su profesión, mejoró su hoja de vida y su trabajo se valoró y señala: “se me abrieron otras puertas, pude salir a proyectos más grandes, tanto aquí en el país como fuera”, su labor se fortaleció tanto así que Luis hoy conoce de todos los procesos de soldadura.  

3 recomendaciones de Luis a la hora de soldar

  • Tener la completa seguridad de lo que va a hacer.  
  • Estar preparado, si no le nace soldar, nunca lo va a hacer bien.  
  • Estar comprometido con la seguridad personal, la responsabilidad que uno tenga para cuidar su cuerpo.  

Luis le recuerda elementos básicos de protección

  1. Overol  
  2. Botas de seguridad  
  3. Guantes  
  4. Gafas  
  5. Careta con filtros  
  6. Capuchones  
  7. Mascarillas para gases  
  8. Protección auditiva  

Lo mejor que le ha podido suceder a Luis, es el haber tomado la decisión de certificarse “He crecido mucho, en todos los aspectos, he conocido personas que me han ayudado mucho, y definitivamente recomiendo capacitarse” después de esa primera capacitación Luis continúo haciendo cursos frecuentemente, porque las tecnologías avanzan, las normas cambian y se deben actualizar recuerde que siempre que hay algo nuevo, hay un método nuevo para hacerlo también. 

La vida 

Luis Olarte, es el menor de 3 hermanos, vive con su madre y aún no tiene hijos “tengo mi carácter, pero me gusta colorar, enseñar, me gusta guiar”, en sus tiempos libres le gusta salir a darse un paseo en bicicleta o jugar microfútbol los fines de semana con su grupo de amigos.  

________________________________________________________________________________ 

Lincoln Electric y su compromiso con la profesión.   

El proceso que Lincoln Electric hace con sus soldadores es entregarles todo el conocimiento posible, pero de la mejor calidad garantizando a futuro su labor y docentes como Mario Moreno, se esmeran día a día por enseñar a personas como Luis Olarte a ser mejores por ellos y por la profesión.  

“Yo me incliné hace mucho por la soldadura, y pues en algún momento surgió la academia que es muy bonita porque le da uno la oportunidad de aprender, especializarse y mejorar”. Señala Moreno. 

No hay que olvidar que la soldadura también se rige por unas normas, y según el profe Moreno son:  

  1. Normas estructurales, D1.1 
  2. Código ASME de calderas y recipientes a presión. 
  3. Norma API 1104, uso en la construcción y mantenimiento de líneas de conducción. 

Son las más comunes, aunque existen otras que son más específicas, la norma se utiliza para certificar la calidad del producto “Cuando el soldador aprende a trabajar dentro de la norma, vamos a garantizar que el margen de error sea mínimo” explica Moreno.  

Según el profe hoy la industria de la soldadura en Colombia esta mejorando, mucho de lo que se traía del extranjero ya se está empezando a hacer en el país, “y al soldador que se ha ido quedando sin trabajo o no tiene hoy salida es porque no ha querido integrarse a las nuevas tecnologías”. Puntualiza. 

La capacitación para este docente enfatiza en que: “es sin lugar a duda garantizar la calidad de un trabajo sin eso no hay nada, debemos regirnos bajo la norma”. Explica. 

Para el profe, la opinión que tiene de Luis Olarte es que el nunca le dio una oportunidad “él se la buscó yo vi que era una persona interesada, él ya era soldador, pero necesitaba especializarse y lo hizo”.  

 

Te puede interesar

LUIS ESCOBAR QUINTERO, todo un maestro en instalaciones a gas

Más de 10 años dedicados a la labor de instalación de gas y su constante capacitación, hacen …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *