Inicio / Emprendedores / 10 consejos para hacer crecer una empresa contratista

10 consejos para hacer crecer una empresa contratista

Los contratistas independientes contribuyen en gran medida a la economía colombiana. Sin su trabajo los hogares y las oficinas se derrumbarían literalmente. 

Aquí dejamos algunas formas en que puede construir su empresa como contratista, y asegurar que va a durar o hacer crecer el negocio que ya posee. 

  1. Sistematización de la empresa.

Uno de los problemas más comunes con los que tropiezan los contratistas cuando tratan de mejorar la eficiencia y hacer crecer su negocio es la organización de los diferentes procesos empresariales. 

Usted puede usar cualquier sistema que prefiera para manejar todo, desde contabilidad, programación y facturación, hasta capacitación y administración de tareas, siempre que el sistema contenga un conocimiento básico de la tarea y ayude a cada empleado proporcionándole pasos. instrucciones paso a paso para cada empleado. 

Cuando tiene un sistema efectivo en su empresa este le permite no solo mantener su nivel de éxito actual sino también ayudarle a prepararse para escalar adecuadamente cuando sea momento de crecer.

Fotografía: Pixabay.com
  1. Evalúe su organización interna.

Después de establecer un sistema que utiliza las mejores prácticas, usted debería realizar una evaluación integral de su empresa. Esto incluye hacer preguntas como: 

¿Es su negocio estable financieramente? 

¿Está obteniendo ventas repetidas? 

¿Tiene referencias de clientes? 

¿Cómo califica la gente su negocio y servicio al cliente? 

¿Cuál es la tasa de rotación de empleados? 

Estas preguntas se pueden responder revisando su contabilidad, prestando atención a lo que dice la gente sobre su negocio y hablando con empleados y clientes. Si hay áreas que necesitan mejoras, concéntrese en esas áreas antes de hacer crecer demasiado su negocio. 

Por ejemplo, si no tiene empleados que sobresalgan en el servicio al cliente, y esa es su queja número uno por parte de los clientes, entonces puede considerar contratar personas que destaquen en el servicio al cliente o que puedan proporcionar la capacitación adecuada para su personal actual. 

  1. Siempre esté disponible.

Hablando de servicio al cliente, sus posibles clientes quieren hablar con un profesional que resuelva todas sus dudas al instante y no alguien que tome el mensaje sin llegar a entender con claridad sus necesidades. Hoy en día se entiende que es mucho pedirle a alguien que maneje el teléfono todo el día, pero si no quiere perder clientes con sus competidores, entonces ajuste el proceso de atención telefónica. 

Una forma de evitar esto es tener un medio de atención rápido como WhatsApp que le permite ir atendiendo a varios clientes en simultáneo e incluso pedir evidencia fotográfica de los problemas que están presentando en sus construcciones, y hasta usted poder enviar fotografías de sus trabajos realizados. 

Para evitar confusiones, indique claramente sus horas de atención en sus tarjetas, sitio web y redes sociales, y por supuesto, indique su ubicación física. Si cierra a las 5 p.m., un cliente no debería molestarse porque nadie atiende el teléfono a las 8 p.m. 

También recomendamos que configure mensajes automáticos de correo electrónico y redes sociales fuera de horario. Un mensaje simple que informe al cliente que su mensaje fue recibido y que recibirá una respuesta dentro de las 24 horas debería ser suficiente para mantenerlo satisfecho. 

  1. Vincúlate a una asociación o agremiación.

Las asociaciones no son simplemente para reunirse de vez en cuando a charlar. También pueden ayudarlo a desarrollar habilidades empresariales esenciales, que van desde cuánto cobrarle a los clientes hasta cómo redactar un contrato. También recomiendan qué productos debe usar para cada tipo de trabajo y dónde encontrarlos. 

  1. Intensifique su mercadeo y promoción.

Las campañas de mercadeo exitosas no se tratan solo de atraer nuevos clientes. Se trata de asegurar proyectos más rentables y mantener felices a sus clientes actuales. 

Hoy, eso significa tener una presencia en línea e interactuar con su audiencia específica a través de correos electrónicos, redes sociales y publicaciones de blogs, donde demuestra cómo su empresa resuelve sus problemas. 

A diferencia de lo que hacen estrictamente las empresas en línea, también debe centrarse en comercializar su negocio localmente. Comience asegurándose de que su dirección, número de teléfono y horario estén disponibles en línea y sean fácilmente consultables. Después de eso, establezca contactos en su comunidad tanto en línea como fuera de línea asistiendo a las reuniones de la cámara de comercio o respondiendo preguntas en un foro de periódico local. Y no tengas miedo de gastar un par de pesos anunciando su negocio en las redes sociales como Facebook. 

  1. Sea flexible.

Incluso si usted es un contratista general, probablemente no sea un experto en todos los campos. Es por eso que proporciona servicios específicos para sus clientes. Sin embargo, cuando va más allá de lo que el cliente pide, probablemente se lo gane de por vida. Por ejemplo, si está haciendo trabajos eléctricos y observa que una tubería tiene una fuga menor que puede reparar fácilmente, puede reparar la tubería en lugar de que el cliente llame a otra empresa. 

  1. Fotografía: Pixabay.com

    Encuentre un mentor.

Lo mejor de un mentor es que él o ella puede guiarlo en la resolución de problemas. El mentor puede enseñarle cómo administrar su dinero y sus clientes, y presentarle a proveedores o inversionistas. Algunas veces esta persona puede ser un miembro de la familia o un contratista jubilado; otras veces puede ser alguien a quien tenga que contratar. 

  1. Contrate personas más inteligentes y con más talento que usted.

Esta es su respuesta a largo plazo a cualquier problema de microgestión que pueda tener. Al contratar personas más inteligentes y con más talento que usted, puede confiar en que se encargarán de cualquier tarea sin su supervisión. Esto le da más tiempo para concentrarse en hacer crecer su negocio de contratistas. Además, aprenderás mucho de ellos en el camino. 

  1. Mire sus finanzas.

Muchas empresas de construcción se hunden porque simplemente no pueden cubrir los costos de sus gastos generales. Esto significa que debe prestar mucha atención a los gastos generales y tener en cuenta los costos adicionales antes de aceptar un trabajo. Cuando envíe ofertas, tenga en cuenta los costos involucrados con el proyecto, en particular los materiales y la mano de obra, y dele al cliente un presupuesto aproximado. 

Otra forma de manejar el costo de su sobrecarga es creando un presupuesto. Esto le muestra cuánto dinero ingresa y cuánto está saliendo. Si la cantidad que sale supera la cantidad que ingresa, entonces debe comenzar a hacer algunos cambios, reduciendo los gastos innecesarios y aumentando las tarifas. 

Y siempre manténgase al tanto de su facturación. 

  1. Sea único.

¿Su empresa tiene una especialización particular o atiende un nicho de mercado? Entonces, definitivamente capitalice lo que hace que su negocio sea diferente de los demás en la ciudad. Podría ser simplemente su capacidad para proporcionar servicios específicamente para oficinas, a diferencia de otros contratistas, que se centran exclusivamente en propiedades residenciales. 

Sin embargo, asegúrese de ofrecer un equilibrio saludable de productos de servicios. Si bien los nichos de mercado pueden darle una ventaja competitiva y ayudarlo a sobresalir, no siempre son tan grandes como las empresas que llegan a una gran audiencia.

Te puede interesar

Dow Química se une al programa Obras por Impuestos

En diciembre de 2016 Colombia publicó la Ley 1819, que reforma la ley tributaria (artículos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *