Inicio / Proveedor recomendado / Henkel amplía planta de adhesivos en Colombia

Henkel amplía planta de adhesivos en Colombia

La multinacional alemana aumentará alrededor de 30% la capacidad instalada de su planta de Sibaté. 

La nueva instalación, que se convirtió en un estándar para las plantas de Henkel en el mundo por su sistema LEED de última generación, fabricará adhesivos cementicios para revestimientos, juntas cementicias, impermeabilizantes y aditivos.

Henkel, el productor de adhesivos número 1 del mundo, amplió en un 30% la capacidad instalada de su planta de Sibaté, lo que le permitirá ganar participación en el mercado nacional de adhesivos cementicios y exportar su marca Ceresit al mercado andino y centroamericano.

En la planta de adhesivos, que la multinacional alemana adquirió en 2016, se instaló un sistema completo para la fabricación de adhesivos cementicios tipo premium para uso en la industria de la construcción, funcionales para la instalación de revestimientos cerámicos y porcelánicos en piso o pared.

Además, la fábrica se adecuó para  operar bajo los estándares globales de Henkel, lo que le permite tener las mejores prácticas en ingeniería, operación y seguridad industrial y, con ello, garantizar productos de calidad mundial, así como el soporte técnico de expertos en todo el mundo.

La nueva instalación está diseñada para facilitar la operación del personal operativo, ya que simplifica los movimientos del operador para la carga de materiales, así como su sistema automático de toma de muestras lo que permite a los analistas de calidad tomar decisiones en línea.

La planta tiene sistemas de control de última generación que aseguran la trazabilidad completa del proceso,  así como elementos eléctricos con certificaciones que cumplen la normatividad colombiana y europea.

Para Henkel, la seguridad de sus empleados es un factor clave para la excelente ejecución de los procesos internos de la planta, es por eso que constantemente el personal recibe capacitaciones y seminarios para cumplir rigurosamente con los procesos de seguridad industrial. Adicional, la planta cuenta con dispositivos de seguridad, como los dispositivos de bloqueo poka yoke a prueba de errores operativos.

La fábrica de Sibaté, una de la más grandes de Henkel en el continente, se ha convertido en un modelo a seguir para las nuevas plantas de la multinacional alemana por su sistema de tecnología LEED de última generación, que permite el ahorro de energía.

“Nuestro objetivo como compañía es seguir creciendo y por ello estamos incrementando nuestra capacidad. Esto nos permitirá cubrir el mercado y jugar un papel relevante en el sector”, afirma Yuranni Zuluaga, gerente de mercadeo Región Andina de Adhesivos de Consumo y Construcción de Henkel.

A mediano plazo, la compañía también proyecta exportar el 20% de su producción a Ecuador y Panamá en una primera etapa, y a Centroamérica y El Caribe, en una segunda fase.

La inversión en la planta de Sibaté reafirma el compromiso de Henkel con el mercado colombiano. El año pasado empezó a producir Ceresit en el país, una marca con una tradición de más de 100 años en el mundo, reconocida por su liderazo mundial en adhesivos para cerámica, impermeabilizantes y productos para pisos.

“La apuesta de Henkel en el mercado regional es promover el desarrollo de la industria de la construcción ofreciendo productos diferenciadores que crean valor en la industria, en el instalador y en el cliente final”, explica Yuranni Zuluaga.

Te puede interesar

CEMENTO DE USO ESTRUCTURAL ARGOS:resistencia, economía y eficiencia en tu trabajo

A diferencia del cemento de uso general, este producto ofrece mayor rendimiento y una mayor …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *