fbpx

Trabajando bajo la lluvia: aquí tienes 8 consejos para mantenerte seco 

En el mundo de la construcción, trabajar al aire libre es algo cotidiano. Sin embargo, cuando el clima se torna lluvioso y frío, el trabajo se puede complicar y hasta resultar peligroso si no se cuenta con el equipo adecuado. Para todos los maestros de obra y contratistas en Colombia, aquí van ocho consejos esenciales de A La Obra Maestros para mantenerse secos y protegidos bajo la lluvia: 

1. Ropa impermeable 

El primer paso para enfrentar el mal tiempo es contar con indumentaria impermeable, desde chaquetas hasta pantalones. Es fundamental asegurarse de que la ropa sea del tamaño adecuado: una prenda muy amplia podría permitir la entrada de agua, mientras que una muy ajustada no brindará la cobertura necesaria. 

2. Ropa transpirable y que absorba la humedad 

Durante una jornada laboral, es común sudar, sobre todo al realizar trabajos físicamente exigentes. Por eso, es vital usar ropa hecha de materiales livianos y transpirables que eviten la sensación de calor y humedad. 

3. Calzado adecuado 

Un buen par de botas impermeables es esencial para mantener los pies secos y prevenir problemas de salud. Además, es crucial que cuenten con suelas antideslizantes para evitar accidentes en superficies mojadas. 

4. Protección para la cabeza 

Un buen sombrero o gorro puede hacer la diferencia al proteger la cabeza y el rostro de la lluvia. Para aquellos que trabajan en la construcción u otras áreas donde el uso de casco es obligatorio, optar por uno con cubierta impermeable es una excelente idea. 

5. Guantes 

Las manos son herramientas esenciales de trabajo, por lo que mantenerlas secas y protegidas es vital. Unos guantes impermeables que permitan movilidad serán tus mejores aliados en días de lluvia. 

6. Ropa térmica 

En días lluviosos, las bajas temperaturas pueden ser un problema añadido. La ropa térmica ofrece una capa extra de protección contra el frío, ayudando a mantener el calor corporal. 

7. Descansos en áreas protegidas 

Es esencial tomarse descansos en zonas resguardadas para permitir que el cuerpo se recupere del frío y la humedad. Estos recesos también brindan la oportunidad de secar la ropa y evitar riesgos de salud. 

8. Ropa de repuesto 

Siempre es útil tener un cambio de ropa a mano. Ya sea porque la lluvia ha calado hasta los huesos o simplemente para sentirse cómodo en el trayecto a casa, contar con un set extra puede ser un salvavidas. 

Trabajar bajo la lluvia no es tarea fácil, pero con la preparación adecuada y siguiendo estos consejos, los profesionales de la construcción en Colombia podrán enfrentar el clima adverso con confianza y seguridad. Recuerda, la prevención es la mejor herramienta en el campo. ¡Mantente seco y seguro con A La Obra Maestros! 

Te puede interesar

Los riesgos eléctricos a los que usted se enfrenta 

Por Daniela Minorta   Con el incremento del uso de la energía eléctrica en casi cualquier …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido