Los peligros de la fatiga laboral

Los trabajadores de la construcción no son ajenos a las largas horas y al trabajo duro. Pero lo que muchos no saben es que trabajar muchas horas puede llevar a algo llamado «fatiga laboral». La fatiga laboral es una disminución del rendimiento psicológico debido al cansancio y al agotamiento físico. Puede estar causada por varios factores, como la excesiva carga de trabajo, las relaciones laborales, los horarios, el entorno físico e incluso las posturas de trabajo y los hábitos alimenticios en el trabajo.

Los trabajadores que sufren fatiga laboral son más propensos a cometer errores, lo que puede provocar accidentes en el lugar de trabajo. De hecho, la Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo (OSHA) estima que la fatiga de los trabajadores es un factor en el 13% de todos los accidentes laborales. Por eso es tan importante que los trabajadores de la construcción sean conscientes de los peligros de la fatiga laboral y tomen medidas para prevenirla.

¿Qué causa la fatiga laboral?

Hay tres tipos principales de factores que pueden causar la fatiga laboral: físicos, psicológicos y organizativos. Algunas de las causas más comunes de la fatiga laboral son:

  • Carga de trabajo excesiva: Tratar de lograr demasiado en un día determinado puede conducir al estrés y, en última instancia, a la disminución de su rendimiento.
  • Las relaciones laborales: Tratar con compañeros de trabajo o clientes difíciles puede ser agotador tanto mental como emocionalmente.
  • Horarios: Si trabaja en horarios extraños o en turnos largos, es posible que su cuerpo no tenga suficiente tiempo para recuperarse entre turnos.
  • Entorno físico: Trabajar con calor o frío extremos puede ser físicamente agotador, al igual que trabajar en un entorno demasiado ruidoso o luminoso.
  • Posturas de trabajo: Una mala ergonomía puede provocar tensiones y dolores musculares, lo que también puede conducir a la fatiga mental.
  • Hábitos alimenticios en el trabajo: Saltarse las comidas o comer alimentos poco saludables puede hacer mella en los niveles de energía.

Muchas personas tienden a adaptarse a las condiciones adversas. Sin embargo, es importante tomar algunas medidas para reducir la fatiga laboral y suministrar al cuerpo la cantidad necesaria de calorías.

¿Cómo prevenir la fatiga laboral?

  1. Intente mantener un estilo de vida saludable comiendo bien y durmiendo lo suficiente. Esto le ayudará a asegurarse de que su cuerpo está debidamente descansado y tiene la energía que necesita para superar la jornada laboral.
  2. Beba mucho líquido. También es importante que se mantenga hidratado durante su turno bebiendo mucho líquido, ojalá agua pura. Esto le ayudará a mantenerse alerta y concentrado en sus tareas.
  3. Tome descansos cuando los necesite. Si se siente cansado o abrumado, tómese unos minutos para usted mismo y relajarse.
  4. Por último, asegúrese de que utiliza una buena ergonomía mientras trabaja. Esto incluye adoptar una postura adecuada, hacer descansos frecuentes y utilizar equipos diseñados para la comodidad.

No bajemos la guardia

La fatiga laboral es un fenómeno común en todas las actividades humanas, pero es especialmente frecuente en las ocupaciones que requieren largas horas y un trabajo exigente, como los trabajos de construcción. La fatiga laboral puede conducir a una disminución de los niveles de rendimiento, errores y accidentes en el lugar de trabajo.

Por lo anterior es vital que los trabajadores de la construcción sean conscientes de los peligros de la fatiga laboral y tomen medidas para prevenirla manteniendo un estilo de vida saludable, tomando descansos cuando sea necesario y utilizando una ergonomía adecuada mientras trabajan.

Te puede interesar

Todo lo que debe saber sobre Microcemento

Por Daniela Minorta El microcemento es una alternativa para revestimiento altamente flexible y con resistencia …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *